sábado, 13 julio, 2024
InicioEconomíaLas ventas de las pymes industriales caen 6,4% en el primer trimestre...

Las ventas de las pymes industriales caen 6,4% en el primer trimestre y se frenó la creación de empleo

El resto de la industria creció 2,6% en el mismo período.

Las pequeñas empresas están llevando la peor parte en la crisis que atraviesa la economía. Los datos de la Fundación Observatorio Pyme (FOP) muestran que en el primer trimestre, las ventas de las pymes industriales cayeron 6,4% en comparación con el mismo período del año anterior. Para el resto del sector manufacturero la situación es diferente: en promedio la industria creció 2,6%, según los datos del INDEC.

Las PyME son definidas como empresas con entre 10 y 249 empleados y que explican prácticamente la mitad de la producción del país y más de la mitad del empleo.

El informe muestra una caída en la actividad del 6,4%, contra el relevamiento del INDEC para todo el sector que registró un 2,6% para el trimestre. En el último dato conocido, el de abril, el índice de producción industrial (IPI) subió 1,7%. Si bien el IPI creció 2,5% entre enero y abril se viene desacelerando desde el alza del 6,5% que mostró en el primer mes del año.

Cae el empleo

El dato más significativo del informe es que, luego de 27 meses de incrementos, el empleo se estancó entre las PyME industriales, aunque siguió creciendo en el conjunto de la industria. En las pequeñas industrias la baja fue del 1,8%, y en el resto de la industria hubo un alza del 0,5%. 

«La pérdida de rentabilidad de las más pequeñas se explica desde el costo laboral (salarial y no salarial) que carece de diferenciación por tamaño de firma, mientras que la brecha de productividad del trabajo por tamaño es amplia y creciente», señalan desde el FOP. 

Según el informe, «este comportamiento encuentra un factor determinante en la estructural divergencia de productividad del trabajo por tamaño, que ha ido ampliándose con el correr de los años, y que no se ve reflejada en brecha de costos laborales por tamaño».

A esto se agrega la caída en la demanda, la pérdida de poder adquisitivo de las manufacturas PyME respecto de otros bienes de la economía y el aumento de costos.

A nivel sectorial de la industria manufacturera, las PyME que experimentaron mejor desempeño relativo fueron las de metalmecánica (especialmente productos de metal y de eléctrica y electrónica), mientras que las empresas de productos de madera y muebles fueron las que más contrajeron su actividad.

La situación de la pequeñas y medianas empresas mejora considerablemente en el sector de tecnología. El desempeño de las PyME de software y servicios informáticos (SSI) tuvo aumentos en las ventas del 17,2% y del empleo de 6%, con respecto a un año atrás.

«Si bien los costos (básicamente salariales) han ido en crecimiento y los precios del segmento evolucionan por debajo de Indice de Precios al Consumidor, el peso de las importaciones en el proceso productivo es menor, así como el perfil de estas empresas es mucho más exportador, lo cual conforma una ecuación de rentabilidad distinta para este segmento», precisa del FOP.

En el rubro de software, tambien se registra un salto en la cantidad de ocupados. con un crecimiento interanual de la planta de personal del 6%, aunque con dificultades para conseguir los perfiles con las calificaciones adecuadas.

«La confianza de los empresarios PyME de la industria manufacturera (ICEPyME-FOP), que evoluciona desde 2018 por debajo de la actividad real (PMIPyME-FOP), volvió a desmejorar acentuando el perfil pesimista de las perspectivas de este segmento empresarial», concluye el FOP.

Más Noticias