lunes, 27 mayo, 2024
InicioPolíticaPánico entre exportadores de carne: se derrumban los precios en el principal...

Pánico entre exportadores de carne: se derrumban los precios en el principal destino de los cortes argentinos

Ese país compra entre el 75% y 80% de la carne vacuna que exporta la Argentina. Para peor, los otros mercados también están flojos

Por Alejandra Groba

09/06/2023 – 17,10hs

Pánico entre exportadores de carne: se derrumban los precios en el principal destino de los cortes argentinos Desde hace varias semanas, los exportadores de carne vacuna argentina vienen recibiendo malas noticias desde China, su principal mercado: los precios que ofrecen son cada vez más bajos, incluso con contraofertas «ridículas». Los valores de referencia de los principales cortes que se envían allí se encuentran entre 5% y 15% por debajo del piso al que habían caído el último trimestre del año pasado, de acuerdo con el semanario especializado en el mercado internacional Faxcarne. 

Fuente: Faxcarne/WBR.

Fuente: Faxcarne/WBR.

La situación resulta crítica porque China acapara entre el 75% y el 80% del volumen total de carne que exporta la Argentina. El año pasado, los despachos de carne bovina al país asiático alcanzaron nada menos que u$s2.366 millones

«China sigue a la baja, con un desplome total de precios. Casi diría que no hay referencias serias, ya no sabemos qué pensar. Creemos que no quieren comprar», le dijo el titular de uno de los mayores frigoríficos exportadores argentinos a iProfesional. Desde una planta más chica sospechan que, conociendo la necesidad de vender de los países del Mercosur, los importadores en China se han puesto de acuerdo para bajar los precios.

Según un broker regional, un cliente chino habitual le transmitió que, dada la coyuntura, no cree estar en condiciones de hacer nuevos pedidos hasta julio. «Hay muy pocos negocios, la mayoría de los importadores está comprando en el mercado interno». En tanto, un trader brasileño señaló que «China solo empeora y el resto de los mercados acompaña con miedo».

Caída de precios en China: los argumentos de la debacle

Los importadores chinos argumentan que las cámaras frigoríficas en su país tienen mucha carne almacenada, que sale muy lentamente porque los consumidores están muy cautelosos. Por otra parte, hay un crecimiento de la oferta australiana de carne en China. Y Brasil, que es su principal proveedor y estuvo un mes sin venderle carne vacuna en precaución por la aparición de un caso de vaca loca atípico, ahora retornó con grandes volúmenes. 

«Hay unos 2 millones de toneladas en exceso que se van a ir consumiendo en estos meses. Son toneladas que fueron compradas caras. Por eso, la demanda está tan lenta y cautelosa en China», le dijo Marcelo Secco, CEO del grupo brasileño Marfrig en Uruguay, a Faxcarne. 

Desde China, un importador indicó que «el mercado chino está realmente muy mal. Todos estamos esperando que toque fondo, pero ese momento todavía no llega. Para mi sorpresa, los valores siguieron cayendo». Aseguró también que la mayoría de los importadores van a cerrar el primer semestre del año con compras a pérdida. 

Cuello de botella para la carne

El problema no es solo la caída de precios, sino que, por falta de pasturas y reservas de alimento como consecuencia de la sequía, mucha hacienda salió de los campos anticipadamente en los últimos meses, hacia feedlots y hacia frigoríficos. 

La faena fue aumentando sus niveles en lo que va del año, y en abril se faenaron 1,17 millones de bovinos, una cifra 11% superior a la del mismo mes de 2022 y el mayor promedio diario de animales liquidados en los últimos cuatro años. Considerada por días hábiles, la faena de abril alcanzó las 65.100 cabezas diarias, con lo que superó en 10,6% la del mes previo, y en 17,6% la de un año atrás. 

Fuente: ABC Consortium

Fuente: ABC Consortium.

De hecho, por esta razón, el Gobierno, si bien mantiene la prohibición de exportar siete cortes hasta fin de año en su concepción de «cuidar la mesa de los argentinos», aflojó un poco sotto voce el cupo exportable, ya que el mercado interno (supuesto beneficiado de ese cuidado) está tan golpeado que no absorbe la mayor oferta de carne.

Y buena parte de esa mayor oferta fue a China. En los cuatro primeros meses de 2023, se exportaron a ese país algo más de 126.000 toneladas de carne sin hueso y 36.000 con hueso, 18 y 19% más, respectivamente, que en el primer cuatrimestre del año pasado. Ese tonelaje fue el 77% de toda la carne exportada por la Argentina, que en promedio fue 13% superior al año pasado, lo que muestra la mayor proporción de aumento de envíos al país asiático.

Mientras la Argentina negocia con China la apertura de su mercado a las menudencias bovinas (algunas de las cuales ingresan allí por el llamado «canal gris» de Hong Kong), queda por ver qué pasará con la caída de los precios, que a los exportadores argentinos les impacta mucho más porque perciben dólares a menos de la mitad del valor de mercado, los que los pone en clara desventaja con sus competidores de la región.

Más Noticias