sábado, 13 julio, 2024
InicioDeportesLa Selección Argentina dio su última función en una temporada inolvidable: las...

La Selección Argentina dio su última función en una temporada inolvidable: las pruebas de Scaloni y las respuestas de los de siempre

El DT hizo debutar a Buonanotte y les dio más minutos a Garnacho y Almada. ¿Los goles? Paredes y Cuti Romero, que fueron los mejores junto a Lo Celso.

Sin Lionel Messi -tampoco estuvieron Angel Di María y Nicolás Otamendi-, la Selección Argentina aprobó el testeo en Indonesia contra un combinado local inferior, pero que se propuso bloquearle todos los caminos. Lionel Scaloni planteó siete cambios respecto al triunfo contra Australia, hizo debutar a Facundo Buonanotte y le dio algunos minutos a Alejandro Garnacho, Thiago Almada y Gio Simeone pensando a futuro. Si bien apeló al juego colectivo, la Scaloneta consiguió ganar 2-0 por una bomba de Leo Paredes de media distancia y un frentazo del Cuti Romero desde un tiro de esquina. La gira por Asia se cerró de manera positiva y puso el punta final de una temporada inolvidable.

Pocos serán los que se atrevan a faltarle el respeto al campeón del mundo. Por eso esta última prueba antes del comienzo de las Eliminatorias le sirvió a Scaloni para medir algunas cuestiones que se le podrían presentar en esta segunda parte de su exitoso ciclo. La primera es cómo hacer para romper con la estructura de un equipo cuyo único objetivo es impedir que lo penetren y eso incluye resignar su ataque.

Indonesia desafió a la Selección con un 5-3-2 que pretendió ser una muralla sobre el césped del estadio Gelora Bung Karno, que vibró con 77.000 hinchas locales. A diferencia de lo ocurrido en China la semana pasada, esta vez las tribunas estaban teñidas de camisetas del conjunto anfitrión y sus fanáticos celebraban cada quite de manera efusiva. Hasta gritaron como un gol cuando los suyos consiguieron el único tiro de esquina a favor en el primer tiempo de supremacía albiceleste, que encima fue producto de un mal pase atrás de Germán Pezzella, quien lució la cinta de capitán por tercera vez en su carrera en la Mayor.

Scaloni gesticula durante el partido contra Indonesia. Foto: EFE/EPA/ADI WEDA

Scaloni gesticula durante el partido contra Indonesia. Foto: EFE/EPA/ADI WEDA

La Argentina presionó de modo constante y se adueñó de la pelota por naturaleza. La movilidad intentó ser el rasgo constante de los visitantes. Por eso, Nahuel Molina jugaba más de extremo que de lateral derecho. Por eso, Giovani Lo Celso se desprendía del medio y pisaba el área. Por eso, Julián Alvarez no fue un típico nueve de área estático sino que se desmarcaba todo el tiempo, incluso saliendo y entrando de su zona.

La idea era la de generar los espacios que Indonesia no estaba dispuesta a dejar. El rival de turno ocupa el puesto 149 del ranking de la FIFA, que lidera el conjunto celeste y blanco. Pero desde que está conducida por el coreano Shin Tae Yong llegaba a este cotejo con apenas una derrota en 11 presentaciones. Orden y disciplina son las virtudes que supieron adquirir los indonesios.

Por eso le costó un poco a la Argentina romper el cero. Situaciones tuvo. Algunos remates de Lo Celso, de Nico González y de Julián. El arquero Ernando Ari se las rebuscó para tapar todas, hasta un centro de Molina que le salió al arco y que casi se le cuela por el segundo palo. También salvó un tiro de Alvarez tras una mala salida de Jordi Amat, quien perdió al borde del área ante la presión del debutante Buonanotte.

Un Messi de cartulina en la tribuna. Los fanáticos cantaron todo el tiempo por el capitán argentino, que ya descansa en Rosario. Foto: AP

Un Messi de cartulina en la tribuna. Los fanáticos cantaron todo el tiempo por el capitán argentino, que ya descansa en Rosario. Foto: AP

El ex Rosario Central se convirtió en el jugador más joven en hacer su estreno en la Mayor en el ciclo Scaloni, con 18 años, cinco meses y 24 días (superó a Alejandro Garnacho, con 18 años, 11 meses y 14 días). El hombre del Brighton inglés se ubicó por la derecha, aunque se cerraba para dejarle espacio a Molina. Intentó jugar simple cuando tuvo el balón y cuando no, siempre se movió para la recuperación rápida.

Una bomba de Leandro Paredes que hizo estéril la volada del arquero adversario doblegó la dura defensa de Indonesia. Desde unos 30 metros le pegó el volante central argentino que aprovechó un poquito de libertad que le dieron por un instante y no dudó en apuntar y disparar.

El otro testeo era cómo jugar sin Messi algo que no pasaba hacía un año y medio. Lo Celso se vistió de armador, desprendiéndose de su puesto para moverse más libre, conectar con los de arriba y filtrar algunos pases. De su zurda llegó el córner y el cabezazo del 2-0 de Cristian Romero, ya en el segundo tiempo.

Eso pasó justo cuando los asiáticos se habían animado con un par de aproximaciones que tapó el Dibu Martínez: un tiro de Ivar Jenner luego de un centro atrás y un cabezazo de Elkan Baggott derivado de un lateral largo al área. 

Más allá de esto, no corrió riesgo el partido para la Selección. Alejandro Garnacho ingresó la última media hora y tuvieron un puñado de minutos Thiago Almada y Giovanni Simeone. El del Manchester casi hace el tercero, pero se lo tapó el arquero. El futuro, de a poco, va llegando a la Selección.

Indonesia. Especial.

Más Noticias