domingo, 25 febrero, 2024
InicioEconomíaLos incidentes en Jujuy calientan la previa del cierre de listas: ¿pueden...

Los incidentes en Jujuy calientan la previa del cierre de listas: ¿pueden influir en el escenario electoral?

Mientras oficialismo y oposición atraviesan el tenso proceso de cierre de listas para las elecciones nacionales, los incidentes en la provicia de Jujuy que gobierna el radical Gerardo Morales vive un clima de tensión política que se cuela en la campaña electoral con un doble efecto para Juntos por el Cambio.

Por un lado, Morales es uno de los protagonistas centrales de la interna de la alianza opositora como precandidato presidencial y como potencial candidato a vicepresidente. Por el otro, la imágenes de violencia en la protesta contra la reforma de la constitución provincial refuerzan el discurso electoral de Juntos por el Cambio sobre la posible conflictividad de un nuevo ciclo político.    

A pesar de la marcha atrás del mandatario jujeño con dos cambios propuestos para la carta magna provincial, centenares de personas arrojaron piedras contra la Legislatura de Jujuy y un grupo logró meterse por la fuerza, mientras en los alrededores voltearon e incendiaron vehículos en medio de un enfrentamiento violento con la policía.

La situación abre una crisis política para un referente nacional de Juntos por el Cambio pero también le sirve en bandeja a la plana mayor de esa fuerza una justificación para la advertencia que repiten hace meses: que en caso de ganar las elecciones presidenciales «van a volver las piedras» que se vieron en 2017, durante la gestión de Mauricio Macri, contra el Congreso en oportunidad de la reforma previsional.

Incidentes en Jujuy: ¿cómo pueden influir en el escenario electoral?

Por estos días Morales resuelve su futuro político, al igual que el resto de los dirigentes nacionales. Habiendo dejado encaminada su sucesión en la provincia con Carlos Sadir, electo en mayo, el gobernador saliente y titular de la UCR nacional quedó en la consideración de Horacio Rodríguez Larreta como posible compañero de fórmula.

El jujeño es uno de los principales aliados de Larreta en la interna con Patricia Bullrich de cara a las PASO nacionales. La crisis política que se desató en Jujuy llevó a toda la alianza opositora a respaldarlo con un discurso unificado que responsabiliza directamente al kirchnerismo por la «violencia política» en la provincia.

Los manifestantes atacaron la Legislatura a pedradas y Morales responsabilizo a Alberto Fernández y Cristina Kirchner 

Sin embargo, la situación política en la que entró su provincia en medio del cierre de listas pone ahora un signo de interrogación sobre el rol que le tocará en la campaña nacional. Por lo pronto, Morales se brinda a la coalición como ejemplo de la «resistencia» a la «violencia política del kirchnerismo».

Con ello también le da una nueva apoyatura a las advertencias que lanza Juntos por el Cambio frente a la posibilidad de volver a ser Gobierno y tener que encarar medidas de ajuste económico impopulares.

«Este tipo de violencia antidemocrática nos la vamos a encontrar a partir del 10 de diciembre cuando empecemos a transformar la vida de los argentinos para siempre», afirmó Larreta tras los incidentes. La idea de que «no se puede ceder» y de que hay que enfrentar toda resistencia a ciertas medidas fue reforzada también por Bullrich y el propio Morales.

Juntos por el Cambio mete el conflicto en la pelea nacional: Morales apuntó al Gobierno

Morales apuntó a la nacionalización del conflicto en Jujuy, al advertir que hace «responsable al presidente Alberto Fernández y a la vicepresidenta Cristina Kirchner de la extrema violencia que está viviendo la provincia de Jujuy».

El gobernador ya había responsabilizado al kirchnerismo por los incidentes de los últimos días que incluyeron protestas con cortes de rutas que fueron fuertemente reprimidas por las fuerzas de seguridad.

Tras un acuerdo con gremios docentes que reclamaban aumento y luego de haber retirado de la reforma constitucional los dos artículos más controvertidos sobre la posesión de tierras de pueblos originarios, Morales esperaba una distensión que no llegó. Por el contrario, la aprobación del nuevo texto se dio en un clima peor.

Morales es un aliado clave de Larreta y uno de los protagonistas del cierre de listas para las elecciones

En ese contexto, el radical apuntó más contundentemente al oficialismo y llevó el conflicto al terreno nacional en plena campaña. «Los violentos no nos van a torcer el brazo, a 40 años de democracia repudio y llamo a todos los argentinos a repudiar lo que está haciendo el kirchnerismo y el Frente de Izquierda en Jujuy», lanzó.

Detrás suyo se alinearon los principales referentes de Juntos por el Cambio, necesitados de un elemento que los unifique en medio de la fuerte pulseada interna que se intensifica con el cierre de listas.

Larreta y Bullrich apoyaron a Morales: ¿señal de lo que viene?

«Ninguna provocación del kirchnerismo podrá desviarnos del camino correcto. No se puede ceder ante la violencia: impondremos la firmeza de la ley y el orden», afirmó Bullrich, quien conversó con Morales durante la jornada, en un alto de la interna nacional que la antiene en la vereda de enfrente al jujeño.

Larreta vaticinó que «este tipo de violencia antidemocrática» se hará presente «a partir del 10 de diciembre» y afirmó: «Vamos a bancar igual que como lo está haciendo Gerardo Morales con la Constitución y la ley como banderas».

«Lo que está pasando en Jujuy es la muestra de lo que es capaz el kirchnerismo resistiéndose al cambio» sostuvo Larreta que, al igual que Bullrich, ensaya el discurso frente a un eventual cambio de signo político del Gobierno.

Larreta y Bullrich se mostraron juntos en una conferencia de prensa para apoyar a Morales pero, principalmente, acusar al kirchnerismo por los desmanes en Jujuy. Los bloques de diputados y de senadores de Juntos por el Cambio aportaron lo suyo a la nacionalización de la disputa jujeña al repudiar «la violencia política que en estas horas promueve el kirchnerismo en la provincia de Jujuy», según afirmaron.

Con los incidentes la alianza opositora reforzó el discurso sobre lo que le esperaría a un futuro gobierno de JxC

El elemento que terminó de trasladar el conflicto de Jujuy al escenario nacional en el marco de la campaña fue la respuesta de Cristina Kirchner a la acusación coordinada de Juntos por el Cambio contra el espacio político que ella lidera y al que intenta sostener en pie a través de unas elecciones que se le anticipan desfavorables.

¿Qué dijo Cristina Kirchner?

«¿Ve Morales por qué no hay que mentir? No es La Cámpora, ni el kirchnerismo, ni la Vicepresidenta, ni el Presidente«, sostuvo Cristina Kirchner en Twitter, donde apuntó directamente contra la represión que se vio en los días previos a los incidentes ocurridos este martes en la Legislatura.

La vicepresidenta reprodujo el comunicado de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que señaló qe «Argentina debe respetar estándares de uso de la fuerza provincial durante las protestas en Jujuy».

«Es la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, organismo dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA) con sede en Washington, la que se acaba de pronunciar sobre la represión que usted ordenó en su provincia», remarcó la dirigente y agregó: «La comprensión de texto es para todos y todas Morales».

Más Noticias