jueves, 29 febrero, 2024
InicioEconomíaOtro conflicto con Uruguay: ahora hay una guerra por los puertos

Otro conflicto con Uruguay: ahora hay una guerra por los puertos

Los orientales buscan un mayor calado para el puerto de Montevideo, que era de 12 metros. Quieren llevarlo a 14 y el gobierno argentino no se los acepta.

Argentina y Uruguay libran una silenciosa guerra diplomática. Se trata de dos vecinos con gestos de hermandad pero también protagonistas de disputas encendidas. Para el caso vale recordar el enfrentamiento hasta con un juicio  internacional por las pasteras a la vera del Río Uruguay. 

La última batalla que se cultiva al calor de los desencuentros entre los presidentes Alberto Fernández y Luis Lacalle Pou tiene que ver con los puertos. Ambos paises compiten por la entrada y salida de la región a través del Río de la Plata, por las terminales de Buenos Aires y Montevideo. 

Esta pelea, que lleva una década sigue sin resolverse y ya cuenta con otros condimentos como el que se abrió con la intención argentina de hacer operativo el acceso por el canal de Magdalena en la zona de La Plata. Pero este proyecto en lugar de presentarse como un nuevo desarrollo en el frente marítimo nacional, el kirchnerismo lo trata como un desafío al puerto porteño.

El punto de mayor enfrentamiento y reclamo con Uruguay por el calado del puerto de Montevideo, hasta demora la bilateral entre Alberto F. y Lacalle Pou. Había planes para encontrarlos a fines de abril. Debían limar otras asperezas.  Pero ya no hay fecha y seguramente se verán en la cumbre del Mercosur del 3 y 4 de julio en Puerto Iguazú. 

Entre tanto, el gobierno uruguayo volvió a reclamar al de Argentina que les autoricen el calado del canal de acceso al puerto de Montevideo que era hasta hace unos años de 12 metros a 14 metros desde el kilómetro 57 al 62. Con ello buscan volverlo más competitivo y hacer de esta terminal un centro de gran atracción internacional.

Pero por temor a la competencia, dicen los orientales, a través de su representante ante la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP), el embajador Diego Tettamanti, Argentina volvió a rechazar -ya lo había hecho antes- el pedido del gobierno uruguayo.

La situación está «caliente», dijo una fuente diplomática consultada y la gestión de Lacalle Pou prepara la contraofensiva. De hecho, este miércoles en la Universidad de Montevideo, los embajadores Carlos Enciso (uruguayo en Argentina) y Alberto Iribarne (argentino en Uruguay) y otros académicos discutían el Tratado del Río de la Plata y su Frente Marítimo, pasado, presente y futuro.

Es que justo se cumplen 50 años del acuerdo por el que el gobierno de Juan Domingo Perón y el régimen militar que gobernaba entonces Uruguay buscaron solucionar sus diferencias sobre el río. Consultadas fuentes en Buenos Aires señalaron que no hay tensión como refleja la prensa, a pesar de que Lacalle Pou ha sido elocuente con su reclamo en las distintas reuniones.

Las mismas fuentes señalaron que en 2014, Uruguay anunció que iba a pedir autorización para profundizar su puerto a 14 metros y que entonces presentó su documentación a 13 metros.

Dijeron que durante tres años esa documentación fue evaluada y se aprobó en 2017 a 13 metros “tal cual lo pidió Uruguay”. Pero afirman que en 2021 hicieron un nuevo pedido para los 14 metros.

 “Desde ese momento la delegación argentina reclamó a Uruguay la presentación de la documentación que permitiera evaluar que esa profundización podría generar perjuicio a la navegabilidad y régimen del uso del río». señalaron. Finalmente la presentaron en noviembre de 2022, dijeron en cancillería} Y es a partir de ese momento se encuentran en intercambio de notas, que reflejan el grado de tensión.

En Uruguay entre tanto, afirman que habrá respuesta. El presidente de la delegación uruguaya en la CARP, Alem García, dijo a la prensa de su país que estaba “elaborando una respuesta que se va a dar por los carriles correspondientes”. Reconoció que “Argentina tiene la posibilidad y ha ejercido el derecho de solicitar ampliación respecto al proyecto presentado” y “en pocos días se va a brindar” toda la información que pidió. Pero que Argentina “no va a tener argumentos ni razones para oponerse” a la obra de dragado a 14 metros.

En marzo pasado, el mismo Lacalle Pou se hizo presente en el acto de ampliación del Puerto de Montevideo, considerada una de las obras más importantes de la terminal con una inversión de 600 millones de dólares para llevar la terminal de contenedores a una capacidad de 3 millones de unidades de exportación, importación y tránsito por año.

Más Noticias