lunes, 15 julio, 2024
InicioSociedadCarlos Mascaraque, profesor de Tecnología Naval : «Sería muy difícil que lo...

Carlos Mascaraque, profesor de Tecnología Naval : «Sería muy difícil que lo ocurrido al submarino Titán le pasara al S-81»

La expedición hasta los restos del Titanic, en mitad del Atlántico, del submarino Titán ha atraído la atención de medio mundo tras la pérdida de comunicación con el aparato el pasado domingo y la desaparición de sus cinco tripulantes. El sumergible de la compañía OceanGate Expeditions ha sido el foco de atención hasta que en la tarde de este jueves se confirmó el hallazgo de los restos del aparato en el fondo del lecho marino, casi a cuatro kilómetros de profundidad. Saber qué ocurrió en el submarino es algo esencial a partir de ahora.

El profesor titular del área de Construcciones Navales y coordinador del máster de Ingeniería Naval y Oceánica de la Universidad Politécnica de Cartagena, Carlos Mascaraque Ramírez, apunta a tres hipótesis sobre lo que ha podido ocurrir a bordo: el submarino pudo sufrir un fallo estructura de la nave al no poder aguantar la presión a tanta profundidad, lo que derivaría en una «catástrofe instantánea»; un incendio a bordo derivado de un fallo eléctrico y, por último, una pérdida de energía completa que imposibilitase la gobernabilidad del aparato, lo que se conoce como «blackout».

Un colapso de la nave resulta difícil que ocurra dado el diseño del Titán, subraya el experto, que advierte de que el problema en este tipo de modelos son los sistemas de seguridad. «Creo que ha fallado la redundancia de equipos. La ingeniería naval diseña dos tipos de submarinos hoy en día, los militares y los destinados a fines científicos. El Titán está basado en este último. Los submarinos de la clase S-80 que se fabrican en Cartagena tienen doble sistema de seguridad, doble sistema de navegación o incluso de comunicación, porque si falla uno tienen el otro. Es muy difícil que lo que le ha ocurrido al Titán le pase al S-81 Isaac Peral».

Respecto a la polémica sobre el control del aparato, que se realizaba con un mando parecido al de una videoconsola, Mascaraque cree que estos sistema de navegación son «un riesgo», ya que en la mayoría de submarinos existe la posibilidad de dirigirlos de forma manual con el timón en casos de emergencia por quedarse sin electricidad. «Imagínate que en vez de un volante hay un mando en un coche. Si al final falla la dirección del coche, cómo sería manejarlo con el mando de una consola».

El profesor de la UPCT trató el tema de los submarinos con fines turísticos en sus clases del máster, donde sus alumnos señalaron el problema de la formación de la tripulación. «En submarinos turísticos va a subir gente que no está preparada ni se le ha instruido en el manejo de estos aparatos. No sabes cómo va a reaccionar en inmersión», destaca, «en los sumergibles de la Armada, como los de Cartagena, hay una tripulación altamente cualificada».

Otro inconveniente es la certificación de estos submarinos, donde señala que no hay tanto control sobre naves como el Titán en según qué países. El experto recuerda que a raíz del hundimiento del Titanic se modificaron muchos protocolos de seguridad en los barcos.

Una doctoranda de la UPCT desarrolla un sistema de control para las inmersiones

La estudiante del programa de Doctorado Tecnologías Industriales, Isabel Morales Aragón, ha desarrollado un sistema de control dinámico que permite modificar la flotabilidad de un perfilador portasensores para monitorización y futura toma de muestras en el Mar Menor. Este trabajo, desarrollado por el grupo de investigación Sistemas de Precision para la Sostenibilidad Agroalimentaria, Medioambiental y Social (PRISMA) de la UPCT para la monitorización medioambiental ganó uno de los Premios a la Innovación en Tecnología Submarina 2022 de la Cátedra Isaac Peral de Navantia y un accésit del Premio al mejor TFM del Colegio de Ingenieros Industriales.

El sistema ha sido depurado y testado en el tanque para ensayos que el grupo tiene instalado en la Escuela de Industriales. «El tanque nos permite ver lo que ocurre bajo el agua sin utilizar buzos y así hemos comprobado y corregido los efectos de la presión sobre el pistón y el sensor de profundidad», detalla la doctoranda.

La colaboración de Isabel como becaria del Departamento de Automática, Ingeniería Eléctrica y Tecnología Electrónica dio como resultado el Trabajo Fin de Máster en Ingeniería Industrial que acaba de premiar la cátedra de Navantia y ha dado pie al inicio de una carrera investigadora que ahora continúa en el programa de doctorado en Tecnologías Industriales. Las primeras versiones de este perfilador están siendo utilizadas actualmente por el Observatorio del Mar Menor, órgano perteneciente al IMIDA en la CARM, para la vigilancia del estado del agua de la laguna.

Más Noticias