sábado, 20 abril, 2024
InicioEconomíaOtra empresa se va de la Argentina: OLX cierra su división de...

Otra empresa se va de la Argentina: OLX cierra su división de autos

Dejará de comprar unidades, pero decidió quedarse hasta liquidar el stock. Despedirá 800 personas en todo el mundo.

OLX, la plataforma de clasificados propiedad del grupo internacional Prosus, encaró una fuerte reestructuración a nivel mundial que incluye el cierre de su negocio de compra-venta de autos en la Argentina, tras cuatro años de actividad.

La compañía, que fue fundada por el argentino Alec Oxenford, pero que ahora tiene sede en Amsterdam y está en 30 países, despedirá a 800 personas en todo el mundo, como resultado de su decisión de salir del negocio de autos.

Como no encontró un único comprador, cerrará OLX Autos en Argentina, Colombia y México y tratará de vender las unidades de Indonesia, Turquía e India de manera independiente. Ya se había ido de otros países de América latina, como Perú y Ecuador.

Pese al cierre, OLX seguirá vendiendo los autos que tiene en stock en el país. «Lamentamos profundamente no poder seguir brindándoles este servicio en el futuro. Se respetarán todos los contratos de compra existentes, pero, a partir de 14 de Junio ya no se realizarán nuevas transacciones«, informó la empresa en su página web.

«Durante el proceso de cierre, contaremos con un equipo dedicado para gestionar todas las etapas y responder a cualquier pregunta que puedan tener», agregaron. Según la oferta que aún mantiene en su página web, tendría un stock de más de 5.000 autos y 1.000 motos. Están principalmente en sus sedes de Capital Federal y Provincia de Buenos Aires, aunque también tenía oficinas en Córdoba, Mendoza, Salta, Bahía Blanca y Neuquén. El año pasado contaba con más de 320 empleados.

En noviembre pasado, Prosus -la dueña de OLX- había reportado un crecimiento de 84% en las ventas de su división de autos, hasta alcanzar los US$ 1.000 millones en el primer semestre de 2022, pero el negocio no terminaba de encontrar la rentabilidad. 

Menos multinacionales

La salida de OLX pasa a engordar una larga lista de empresas que cerraron, vendieron o cedieron a representantes sus negocios argentinos. Si bien muchas veces se trata de reestructuraciones a nivel, lo cierto es que a la hora de achicarse Argentina es uno de los primeros países que se elige.

Entre las últimas empresas que decidieron irse está el grupo brasileño Itaú, que está negociando con el Banco Macro, de la familia Brito, para venderle su operación minorista en la Argentina y así salir del país. Ya hace exactamente un año, el Itaú había anunciado el cierre de Ank, una apuesta al segmento fintech. 

En los últimos tres años, durante toda la gestión de Alberto Fernández, más de 30 las multinacionales se fueron o achicaron sus negocios en la Argentina. A esa lista se suman también firmas más chicas.

Las empresas chilenas que supieron estar entre los principales inversores a nivel local, son de las que lideran el éxodo. Parque Arauco, la aerolínea Latam -que dejó el negocio de cabotaje-, Falabella -que cerró sus locales- y Masisa -vendió sus activos forestales- son algunas de las que partieron.

Entre las últimas en irse, está la británica Rurelec. El mes pasado anunció la venta de su parte en la generadora Central Térmica Patagonia, propiedad de Energía del Sur. Hacía tiempo que la empresa buscaba abandonar el país.

En marzo, otra empresa que anunció su salida fue la popular Edding, que vendió su filial argentina por un valor simbólico de US$ 1. La compañía alemana de marcadores dejó el manejo de su marca al importador de los termos Stanley.

NE

Más Noticias