jueves, 22 febrero, 2024
InicioEconomíaEn campaña, Sergio Massa tendrá que poner US$ 7.000 millones para pagarle...

En campaña, Sergio Massa tendrá que poner US$ 7.000 millones para pagarle al FMI y a los bonistas

Son compromisos que caen entre esta semana y las Paso. A cambio, espera del FMI un giro de al menos US$ 4.048 millones.

Si sigue siendo ministro de Economía al finalizar la semana, Sergio Massa tendrá que pagar a más tardar este viernes US$ 2.700 millones al FMI. Luego, US$ 2.665 millones más en julio y US$ 1.000 millones a tenedores de bonos, también en julio. Por último, en agosto, quedan US$ 763 millones de intereses al Fondo.

Así, en total, el precandidato a presidente del kirchnerismo enfrenta desembolsos por casi US$ 7.000 millones hasta las elecciones.

¿Cómo hará para pagar US$ 7.000 millones si las reservas netas son – US$ 1.969 millones, según privados?

Parte, podrá utilizar DEG (la moneda del FMI, el BCRA tiene unos US$ 1.702 millones), nuevos desembolsos del FMI (nuevos DEG) y dólares de depósitos de entes nacionales y descentralizados (casi US$ 700 millones).

Los US$ 2.700 millones a pagar al Fondo esta semana son dos cuotas agendadas para el miércoles y jueves pasado y que el FMI permite unificar siempre que se trate de vencimientos distintos en un mismo mes.

Las alternativas de Massa

Si el país utiliza los US$ 1.702 millones de DEG del BCRA para pagar los US$ 2.700 millones, ¿de dónde sacará los otros US$ 1.000 millones?

Cash (encajes) o quizá algún compromiso ad hoc con el organismo como al Gobierno muchas veces le gusta imaginar.

Hay que decir, que no existen los períodos de gracia en el estatuto del FMI. Si no se paga el viernes el país entrará en arrears y el castigo es que no podrá recibir financiamiento más del Fondo hasta dejar de ser moroso.

“No pueden descartarse complicaciones en la negociación”, dijo la consultora 1816 a sus clientes el viernes.

El kirchnerismo ha desafiado el reglamento del FMI otras veces, por ejemplo con Martín Guzmán cuando proponía formatos no estipulados de entendimiento: acuerdos a 20 años o cambiar los sobrecostos. Esta vez Massa va por el adelantamiento de todos los desembolsos del año: US$ 10.600 millones.

Si todo marcha sobre ruedas el organismo girará US$ 4.048 millones a la Argentina, creen en el mercado. Y no sería pronto sino dentro de unas semanas porque ya no dan los tiempos para que el Directorio apruebe el desembolso antes del 30 de junio.

El límite del 30 de junio y el 9 de julio

Massa tiene un incentivo para alcanzar un acuerdo con el staff técnico en las próximas horas. Además de venir con impulso de ser ‘el elegido’, posponer la revisión de la economía argentina para julio tendría un costo para la Argentina: el staff ya no deberá ver el cumplimiento de las metas del primer trimestre sino también del segundo ya que los datos estarían disponibles. Y Argentina no cumplió ningún objetivo en abril-junio (excepto que logren flexibilizar el programa como Economía dice desde febrero para delimitar metas más holgadas, aunque el Fondo pide ajustar el dólar y Massa no quiere).

En julio habrá más novedades además del desembolso del FMI. El 9 (fecha de inauguración del gasoducto de Vaca Muerta), la Argentina deberá pagar US$ 1.000 millones de cupones de Globales y Bonares. Serían US$ 750 millones a privados y el resto estaría en manos de entes públicos. “Las reservas netas alcanzarán transitoriamente en el mejor de los casos unos -US$ 5.500 millones, el nivel más bajo desde la salida de la convertibilidad”, dice la consultora 1816.

En julio habrá otro pago por US$ 2.665 millones al FMI. Los DEG quedarán en US$ 367 millones. Una cifra insuficiente para afrontar, ahora sí, el último vencimiento en el mes de las PASO: US$ 763 millones. También al FMI.

Más Noticias