jueves, 29 febrero, 2024
InicioPolíticaJuntos por el Cambio se encamina a ganar en otro distrito clave...

Juntos por el Cambio se encamina a ganar en otro distrito clave y puede gobernar al menos 10 provincias desde diciembre

El contundente triunfo de Juntos por el Cambio en la PASO de Santa Fe abre un panorama muy positivo para la coalición opositora de cara a las generales del 10 de septiembre. En ese contexto, en caso de que Maximiliano Pullaro resulte electo gobernador, JxC podría llegar a asegurarse conducir los ejecutivos en al menos 10 provincias a partir del 10 de diciembre.

Históricamente adversa para la oposición, Santa Fe por primera vez desde el regreso de la democracia parece encaminarse a ser gobernada por una fuerza en la que confluyen el radicalismo, el PRO y el socialismo, entre otros espacios, el denominado «Frente de Frentes». Así, el peronismo perdería otro bastión clave.

Pullaro, electo en la PASO frente a Losada, representa al radicalismo que responde a la línea nacional de Evolución, de Martín Lousteau, y cuenta además con el respaldo de Horacio Rodríguez Larreta, precandidato a presidente de la Nación. Losada fue apoyada durante toda la campaña por la línea dura del PRO, de Patricia Bullrich y Mauricio Macri.

Un eventual triunfo en Santa Fe en las generales de septiembre se sumaría a los logrados por Juntos por el Cambio en San Juan y San Luis, provincias que eran gobernadas por el PJ y donde ya fueron electos gobernadores Marcelo Orrego y Claudio Poggi.

También al triunfo en Jujuy, donde Carlos Sadir sucederá a Gerardo Morales, y al conseguido en las PASO de Mendoza y Chaco, donde Alfredo Cornejo y Leandro Zdero, se perfilan con altas probabilidades de ser electos en las generales, que serán el 24 y 17 de septiembre, respectivamente.

A esos seis escenarios favorables para la oposición, hay que sumarle la ciudad de Buenos Aires, donde gestiona desde hace 16 años, y Corrientes, donde el radical Gustavo Valdés tiene mandato asegurado hasta 2025. Más las posibilidades concretas de ganar en Chubut, que vota el domingo 30, y en Entre Ríos, que tendrá su comicio el 13 de agosto y el 22 de octubre, en simultáneo a las elecciones nacionales.

Además, todavía no se realizaron las elecciones en Santa Cruz -serán el 13 de agosto- y en la provincia de Buenos Aires -como en la Ciudad se vota el 13 de agosto y el 22 de octubre-, donde Juntos por el Cambio también espera ser competitivo y pelearle voto a voto a los dos administraciones kirchneristas, de Alicia Kirchner y Axel Kicillof. En otras provincias dónde no se votó, como Catamarca, también a la par de la elección nacional, el kirchnerismo se perfila para reelegir.

En Córdoba, la otra provincia con gran repercusión en términos de padrón, Juntos por el Cambio -con Luis Juez como candidato- perdió por apenas 3,3 puntos porcentuales contra el peronismo antikirchnerista de Juan Schiaretti, que presentó a Martín Llaryora de candidato. No obstante, este domingo 23 buscará lograr la intendencia de esa provincia, con Rodrigo de Loredo como candidato de consenso.

Dónde ganó JxC hasta ahora

El último comicio antes de la santafesina fue la de San Juan, donde Marcelo Orrego fue electo gobernador con más del 50% de los votos. En ese caso, tuvo el respaldo de Bullrich y Rodríguez Larreta para destronar al peronismo, que no pudo presentar a Sergio Uñac como candidato debido a un fallo judicial de la Corte Suprema que le impidió competir.

En San Luis, en tanto, ganó  Claudio Poggi, también parte de JxC, que terminó con una hegemonía histórica de la dinastía Rodríguez Saá en esa provincia. Poggi había sido gobernador de 2011 a 2015, pero con la venia familiar de el «Alberto» y el «Adolfo». Ahora gobernará con todo el apoyo de la coalición.

Mendoza parece cosa juzgada, con el radicalismo gobernando desde 2015 y la posibilidad de que Alfredo Cornejo retorne al poder tras el mandato de Rodolfo Suárez. El actual senador se impuso en la PASO sobre Luis Petri, Juntos por el Cambio logró un 42,7% de adhesiones y superó por más de 20 puntos a Omar de Marchi, dirigente del PRO, que fue con lista propia. El kirchnerismo quedó tercero, lejísimos.

Ese terceto de provincias cambiemitas a partir de ahora se agrega a las que ya gobernaba la principal fuerza opositora nacional: Jujuy, Ciudad de Buenos Aires y Corrientes, es decir, seis en total, una más que las que gobernaba en la presidencia de Mauricio Macri.

En la primera, Carlos Sadir sacó casi el 50% de los votos y aseguró la sucesión de Gerardo Morales; en el ámbito porteño la PASO entre Jorge Macri y Martín Lousteau postula a un muy probable sucesor de Horacio Rodríguez Larreta, y en Corrientes Gustavo Valdés tiene mandato vigente hasta 2025.

Dónde gobierna el kirchnerismo y dónde fuerzas locales

El resto de las elecciones de este año se repartió entre triunfos de los oficialismos provinciales y de espacios alineados al ahora extinto Frente de Todos. Es el caso de Formosa, La Rioja, Tucumán, La Pampa y Tierra del Fuego, donde ganaron los kirchneristas Gildo Insfrán, Ricardo Quintela, Osvaldo Jaldo, Sergio Ziliotto y Gustavo Melella. Pero hubo victorias de cada PJ local, como la de Martín Llaryora en Córdoba y Gustavo Sáenz en Salta.

O directamente de partidos locales, como en Río Negro, donde Alberto Weretilneck volvió al poder tras cuatro años, y Misiones, donde Hugo Passalacqua fue confirmado como gobernador hasta 2027. En Neuquén ganó Rolando Figueroa, ex MPN, que tuvo el apoyo de parte del PRO para terminar con una hegemonía de más de 60 años del partido que creó la familia Sapag.

Además, hay otra provincia de fuerte peso K como Santiago del Estero que, al igual que Corrientes, reelegirá en 2025. Gerardo Zamora, el actual gobernador, viene gobernando desde hace más de una década, junto a su esposa Claudia Ledesma Abdala.

Más Noticias