sábado, 13 abril, 2024
InicioPolíticaCórdoba elige intendente con denuncias cruzadas y la visita de Patricia Bullrich...

Córdoba elige intendente con denuncias cruzadas y la visita de Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta

El candidato de Juntos Rodrigo de Loredo busca vencer al actual viceintendente Daniel Passerini, aliado de Schiaretti.

Los carteles omnipresentes de los candidatos en la capital cordobesa son lo único que denota que este domingo habrá elecciones que podrían modificar el tablero electoral a nivel provincial en una contienda que tendrá consecuencias nacionales. La veda electoral, las vacaciones invierno y el fin de semana templado de 20 grados reproducían escenas de una ciudad distendida muy lejos de los nervios que atravesarán a los principales referentes de la política local en pocas horas y también a los precandidatos presidenciales de Juntos por el Cambio, quienes tienen pensado llegar aquí con la intención de levantar la mano del desafiante Rodrigo de Loredo que buscará vencer al actual viceintendente Daniel Passerini, de Unidos Hacemos Córdoba.

El intento del diputado del bloque Evolución por recuperar este bastión de la UCR desde 1983 hasta 2019 provocará una foto impensable hasta hace pocas semanas. Los dos candidatos presidenciales de JxC Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich coincidirán en el búnker de de Loredo. La foto servirá para que ambos candidatos puedan capitalizar la imagen de un eventual triunfo y/o para bajar los decibeles de una interna por momentos fuera de control. Los acompañarán sus respectivos compañeros de fórmula Gerardo Morales y Luis Petri.

El aspirante radical a la intendencia hace equilibrio y es difícil de encasillar: pertenece al mismo sector que otros de sus correligionarios (que también tienen previsto viajar) con aspiraciones propias y que forman parte del proyecto presidencial de Larreta, como Martín Lousteau y Maximiliano Pullaro, el gran ganador en Santa Fe hace una semana. Sin embargo, De Loredo, se mostró más cercano a Bullrich, que en esta provincia -según la mayoría de los sondeos- mide mejor que su rival en la interna. Su propuesta de mayor seguridad -con el traspaso de policía incluido- lo acercan a Bullrich. Los dos precandidatos presidenciales hicieron campaña con De Loredo, que evitó explicitar su preferencia. El candidato, en el cierre, pronosticó “una paliza” contra el oficialismo local.

Passerini, referente del cordobesismo, busca ratificar la avanzada definitiva de su fuerza sobre la capital. El voto de los habitantes de la Córdoba capital resultó crucial para que el intendente saliente Martín Llaryora resultara el gobernador electo el pasado 25 de junio en las elecciones que le ganó al candidato de JxC Luis Juez. El sucesor de Juan Schiaretti le sacó 50 mil votos de diferencia a Juez, un detalle que no parece preocupar a De Loredo, que está convencido de que nada podrá arrebatarle el triunfo. Cerca de algunos de los referentes nacionales mostraban un optimismo moderado. “Vamos a apoyarlo salga como salga”, señalaban.

A pesar de su confianza, el radical acusó a sus rivales de montar un operativo clientelar para sumar votos. Passerini, por su parte, recordó las causas con vinculación por narcotráfico que envuelven a familiares de candidatos de las listas de su adversario.

Las especulaciones giran en torno al nivel de participación que resultó bajo en la elección provincial, cuando tocó un piso de 67 puntos. Las vacaciones no colaboran para imaginar una afluencia intempestiva de votantes, tampoco los mensajes confusos de la Junta Electoral municipal que advertían que el voto era obligatorio pero recordaban al mismo tiempo que no hay penalidad en caso de no hacerlo. En la elección provincial, en los barrios de la capital donde ganó Llaryora hubo una participación más baja que en los que se impuso Juez.

Los guiños entre Schiaretti y Rodríguez Larreta alrededor de un acuerdo electoral o de gobierno también enrarecieron el clima en la previa. Del mismo modo, que el pase del ex diputado Javier Pretto de las filas del PRO a la fórmula con Passerini. El gobernador saliente y precandidato presidencial también estará en el búnker del ex ministro de Desarrollo Social de José Manuel de la Sota.

La apacible calma de la capital cordobesa con turistas de todos los rincones del país contrastó con el proselitismo de dirigentes en las redes sociales, donde también hubo denuncias públicas. En Twitter, el jefe de bloque de JxC del concejo municipal Juan Negri denunció que no hay información sobre autoridades de mesa, señaló que muchos de ellos se los destinó a destinos muy alejados de sus casa y apuntó contra el oficialismo por el mensaje de la junta electoral para desalentar la participación. Preparaba una denuncia penal en el mismo sentido.

Con sistema de boleta única, se esperan los primeros resultados para cerca de las 20.30. En la capital de la provincia más antikirchnerista del país se anotaron otros nueves contendientes para suceder a Llaryora: Laura Vilches, del Frente de Izquierda; Miguel Bustos, del Partido Popular; Romina Giménez, de Unión Popular Federal; Humberto Spaccesi, de Córdoba de Todos; Jorge Scala, del Partido Demócrata de Córdoba; Verónica Sikora, de La Libertad Primero; César Orgaz , de Encuentro Vecinal Córdoba; Juan Pablo Quinteros, de Somos Córdoba; y Eduardo González Olguín, del Partido Humanista.

Más Noticias