sábado, 13 abril, 2024
InicioEconomíaInauguración de la Rural: Durísimas críticas del campo al Gobierno y reclamos...

Inauguración de la Rural: Durísimas críticas del campo al Gobierno y reclamos a los candidatos

Sin presencia oficial, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, inauguró la 135 Exposición Rural de Palermo oficial con un fuerte discurso contra el Gobierno Nacional por las políticas económicas y le dejó un duro mensaje a los que se hagan cargo a partir del 10 de diciembre.

«¿Cuándo será el día en que un Gobierno saliente no deje al siguiente un campo minado de problemas por estallar? ¿Cuándo será el día en que el Gobierno que asuma no se cruce de brazos quejándose de la famosa pesada herencia recibida? A los nuevos elegidos, y a toda la clase política, les vamos a exigir la construcción de un país donde haya un futuro para cada argentino», apuntó el dirigente rural que trajo la ovación de las tribunas repletas.

Pino estuvo en el palco acompañado por todo el arco de la oposición: Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, Jorge Macri y Diego Santilli, entre otros. No asistió ningún funcionario nacional tras la visita del ministro de Economía y candidato oficialista a presidente, Sergio Massa, a un evento que organizó la entidad el lunes pasado en el predio junto a otros precandidatos. Se esperaba la presencia del secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, pero a último momento desistió por un «problema personal».

«El que sea Gobierno a fin de este año deberá subordinarse a la Constitución y dejar al margen los vicios de la política. Cada uno de nosotros es el guardián de los valores ciudadanos: poner el voto en 2023 es definir nuestro futuro», remarcó. «Se deben terminar las grietas en Argentina, todos podemos convivir bajo el mismo techo», remarcó el presidente de la SRA, ante el aplauso de Horacio Rodríguez Larreta y el silencio de Patricia Bullrich. Antes, en otro momento, le dedicó un agradecimiento a Rodríguez Larreta por la firma de un convenio, y paró el discurso para saludar al Jefe de gobierno porteño.

En este sentido, instó a que el campo sea protagonista y que se involucre a nivel político. «Hay que lograr que las decisiones de los funcionarios respondan a políticas de Estado, definidas para el campo y la agrobioindustria. Y que las medidas se tomen no para beneficiar o perjudicar a un partido político, sino para apoyar a los sectores productivos. El país necesita representantes del campo en la creación y reforma de las leyes, sino caeremos nuevamente en errores. No queremos que nos exploten, sino que nos escuchen y nos apoyen», sostuvo, y ejemplificó con el caso de Misiones, que acaba de aprobar una ley que prohíbe el uso del glifosato a partir del 2025.

En otro extracto del discurso, Pino hizo alusión a que este año se cumplen 40 años ininterrumpidos de democracia, pero reconoció que quedan deudas pendientes. «Hay entre nosotros intentos de desarmar las instituciones y la división de poderes, violando la Constitución Nacional y tolerando prácticas populistas. El ejercicio de la política está plagado de fallas, como la corrupción, el clientelismo, el nepotismo y la manipulación de los votantes». Y enseguida mencionó una frase del cardiocirujano René Favaloro. «Parece increíble, pero acá hay veces en que los honestos tenemos que dar más explicaciones que los corruptos”, lo que trajo uno de los momentos de mayores aplausos y ovación desde las tribunas.

El presidente de la Rural hizo foco en los problemas que generó la sequía, dejando claro que «nos marcó fuertemente», con quebrantos a muchos productores y perdidas por US$ 20.000 millones en exportaciones. Pero destacó que lo más importante que la sequía dejó al desnudo fueron «las pésimas políticas agropecuarias» de los gobiernos en los últimos 80 años. «No somos una víctima aislada. Toda la sociedad argentina sufre el mal manejo de la economía nacional que hacen los gobiernos. En el caso de nuestro sector, el Estado actúa como socio desleal y forzoso Lo hace a través de impuestos confiscatorios, discriminatorios y distorsivos. Lo hace a través del manejo del tipo de cambio, que obra como un instrumento de apropiación de la legítima rentabilidad del productor», consideró.

A lo que agregó que sólo en retenciones, el campo viene aportando al país 170.000 millones de dólares en los últimos 21 años. «Son un impuesto pésimo, por abusivo y por discriminatorio. Peor aún en los tiempos de sequía que nos ha tocado vivir, en los que el Estado, como si fuera un acreedor privilegiado, se ha quedado con el poco rédito que ha logrado salvar el productor, o les ha cobrado inclusive a los productores que estaban en situación de quebranto», advirtió sobre este impuesto.

En un momento del discurso, Pino fue interrumpido. «Desde el momento en el que se instalaron las llamadas retenciones, más de 100 mil productores han tenido que abandonar la actividad», dijo Pino y desde la tribuna gritaron: «¡Que las saquen!». «Buen mensaje, buen mensaje», replicó Pino.

Asimismo, manifestó que siguen reclamando contra la resolución del Banco Central, que «busca extorsionar a los productores, limitando su derecho a vender la soja y el trigo cuando lo consideren necesario».

También hizo mención sobre el nuevo dólar maíz para el campo, con un tipo de cambio a $340, que ya logró divisas por casi US$ 400 millones. «Las medidas tomadas por el Gobierno esta semana no nos dan previsibilidad, y que quede bien claro: estas medidas se toman por una necesidad financiera del Gobierno y no en beneficio de todo el sector. Necesitamos reglas claras, justas y previsibles que generen confianza y se puedan instrumentar. Estamos cansados de anuncios que nunca llegan a los productores», criticó.

También minimizó la polémica foto del abrazo entre él y Sergio Massa en el restaurant central de Palermo. «Se gasta mucho en frivolidades. Esta semana lo viví en carne propia».

Por último, Pino comparó la producción argentina con los países vecinos. «Argentina está, increíblemente, en peor situación a pesar de que tenemos excelentes condiciones naturales», dijo. A fines de la década del ’60, Argentina lideraba el mercado global de carnes y, actualmente, sigue exportando la misma cantidad de toneladas anuales. Mientras tanto, Brasil multiplicó sus exportaciones 29 veces. En cereales y oleaginosas, el desempeño refleja la misma tendencia: nosotros duplicamos nuestra producción, pero Brasil la triplicó Nuestra producción de leche está estancada, y la exportación de leche en polvo es la misma de hace 20 años; Uruguay, en el mismo lapso, triplicó sus exportaciones y está a nuestro mismo nivel».

Más Noticias