martes, 16 abril, 2024
InicioPolíticaElecciones en Santa Cruz: ¿el kirchnerismo puede perder en su «pago chico»...

Elecciones en Santa Cruz: ¿el kirchnerismo puede perder en su «pago chico» por primera vez en casi 30 años?

El padrón de Santa Cruz representa el 0,75% de la masa electoral nacional. Su peso es simbólico políticamente: constituye el «pago chico» de los Kirchner y por primera vez el apellido no estará compitiendo para los cargos provinciales.

Alicia Kirchner desistió de buscar un tercer mando al frente de la gobernación y encabeza la lista de senadores nacionales por el distrito. Así, en un escenario incierto para el oficialismo, el domingo 13 de agosto y en consonancia con las PASO nacionales, en la provincia se elegirá al sucesor de la cuñada de Cristina Kirchner.

Un total de 265.330 santacruceños están habilitados para ir a las urnas, un  padrón electoral que incluye a Cristina Kirchner, que en esta ocasión votará en el colegio Julio Ladvocat, en pleno centro de la ciudad de Río Gallegos, en la mesa 619.

Con las elecciones desdobladas de las nacionales, por primera vez en más de veinte años, y junto con las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) que determinarán candidatos a presidente, vicepresidente y representantes en el Congreso nacional, Santa Cruz elegirá los cargos de gobernador, vicegobernador, 24 diputados provinciales (10 en representación de la provincia y los restantes son diputados por cada municipio).

Alicia Kirchner todavía desdobló las elecciones provinciales de las municipales en Santa Cruz

Alicia Kirchner todavía desdobló las elecciones provinciales de las municipales en Santa Cruz

Polémica Ley de Lemas

El distrito que vio nacer al kirchnerismo no tiene primarias para los cargos provinciales. En Santa Cruz rige la Ley de Lemas tanto para puestos provinciales como municipales. Sin embargo, Alicia Kirchner decidió desdoblar también la disputa electoral local, porque 15 intendentes, 97 bancas en los respectivos concejos deliberantes y los 5 comisionados de fomentos, se definirán recién el 22 de octubre en paralelo con los comicios generales a nivel nacional.

El sistema electoral de lemas vigente en la provincia fue determinante para que la hermana del ex presidente Néstor Kirchner fuera electa gobernadora en dos mandatos: no fue la más votada individualmente pero los sublemas que la acompañan en el mismo frente, le sumaron los votos suficientes para asumir frente a la administración provincial.

Sin embargo, en estas elecciones decidió poner punto final a su gestión al frente del Ejecutivo provincial y no disputar una nueva reelección. Con 77 años fue elegida para encabezar la lista de senadores por la provincia de Santa Cruz junto a Pablo González, actual director de YPF y ex vicegobernador durante el primer mandato de Alicia Kirchner.

La decisión fue de Cristina Kirchner: en la categoría de senadores no hay competencia, es lista única y la principal representante será la actual gobernadora santacruceña.

La disputa por la sucesión K

Es en este escenario en el que se desarrollo la campaña para la gobernación de Santa Cruz que, como nunca antes estuvo marcada por las dificultades climáticas: durante varios días del último mes las fuertes nevadas y los temporales de viento condujeron al cierre de rutas y caminos impidiendo el traslado de la mayoría de los candidatos a otras localidades.

Resulta que los dos principales contrincantes dentro de Unión por la Patria son de la zona sur de Santa Cruz, y esas semanas de inclemencias climáticas alteraron el calendario de recorridas hacia los demás municipios.

Sorteada esta situación, el oficialismo espera que la contienda electoral se dirima sólo dentro de Unión por la Patria, considerando que la oposición llega dividida a estos comicios. En la provincia compiten 13 fórmulas para gobernador y vicegobernador.

En el caso de Unión por la Patria son tres los sublemas que se presentan. La mayor disputa se da entre Pablo Grasso, actual intendente de Río Gallegos de matriz más peronista pero que nunca confrontó con el kirchnerismo, y el intendente de El Calafate, Javier Belloni, que contó con el apoyo de La Cámpora ampliamente.

El jefe comunal de la capital santacruceña lleva como vice a Javier Castro, sindicalista del sector minero, en tanto que Belloni tiene en su fórmula al ex vicegobernador y ex intendente de Caleta Olivia (la segunda ciudad más importante de Santa Cruz), Fernando Cotillo.

Hay un tercer sublema denominado Unidos por Santa Cruz, encabezado por Guillermo Polke, que sólo sumaría votos para quien se imponga entre los dos primeros contrincantes.

Nadie arriesga números en el gobierno provincial, sin embargo entienden que con la oposición dividida la mayor cantidad de votos podrían concentrarse en Unión por la Patria, garantizando en el análisis de algunos integrantes del gabinete de Alicia Kirchner, la continuidad al oficialismo.

La oposición irá dividida

La competencia podría darse con Claudio Vidal, secretario general del gremio petrolero. Este sindicato es el más importante en la provincia por varios motivos: es la principal actividad y como tal, tracciona en el presupuesto a través de las regalías que ingresan diariamente a las arcas del gobierno. Además, cuenta con casi 10.000 afiliados, lo que se traduce en una importante caja a administrar.

Claudio Vidal, el sindicalista petrolero que peleará por la gobernación santacruceña.

Claudio Vidal, el sindicalista petrolero que peleará por la gobernación santacruceña.

Vidal fortaleció su espacio en las elecciones de medio término de 2021, cuando secundó en los resultados Roxana Reyes (Juntos por el Cambio), dejando tercero al kirchnerismo, por primera vez, en su propia tierra.

En esta oportunidad el radicalismo, que es parte de Juntos por el Cambio, no quiso constituir un mismo frente con Vidal. De esta manera el frente del representante del gremio petrolero integró el Lema Por Santa Cruz con un total de cinco sublemas.

La sorpresa en ese espacio es el retorno a la contienda electoral de Sergio Acevedo, ex titular de la SIDE cuando Néstor Kirchner asumió la presidencia, y ex gobernador: renunció en marzo de 2006 cuando se negó a firmar un anticipo de obra millonario a favor de Lázaro Báez.

En el mismo frente está el periodista Mario Markic que cuenta con el apoyo de María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, quienes viajaron la semana pasada a Santa Cruz para acompañarlo en una serie de reuniones de campaña.

María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, juntos en Santa Cruz para apoyar a Mario Markic.

María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, juntos en Santa Cruz para apoyar a Mario Markic.

El otro lema de la oposición, pero que no sumará sus votos al espacio de Claudio Vidal, está integrado por la diputada nacional Roxana Reyes, delfín del senador Eduardo Costa -ex candidato de gobernador-. El lema se llama Cambia Santa Cruz y lleva dos sublemas únicamente.

Esta división de la oposición podría terminar beneficiando a Unión por la Patria, pero nadie se anima a sostener con certeza quién finalmente sucederá a Alicia Kirchner.

Más Noticias