lunes, 15 julio, 2024
InicioSociedadLa Iglesia advirtió sobre una situación «delicadísima» en el país

La Iglesia advirtió sobre una situación «delicadísima» en el país

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea, alertó sobre la «delicadísima» situación económica que atraviesa la Argentina y afirmó que «hay trabajadores y trabajadoras que no llegan a fin de mes».

«Vivimos en nuestro país una situación delicadísima en este orden, hay muchísimos trabajadores y trabajadoras que no llegan a fin de mes y esto angustia muchísimo», enfatizó Ojea en su mensaje para la Fiesta de la Transfiguración del Señor y memoria de San Cayetano.

En ese marco, el presidente de la CEA precisó: «Cuando pedimos trabajo, pedimos por la dignidad, porque el trabajo hace a la dignidad de la persona; no es un objeto de compraventa, no es un objeto de consumo sino que el que no trabaja siente que está de sobra, que no vale; se siente herido en su dignidad, esa dignidad que solamente le da el ser hijo de Dios. Todos nosotros somos hijos de Dios y tenemos este derecho a trabajar».

«Hay cientos de trabajadores que trabajan en la economía popular, cartoneros, feriantes, vendedores ambulantes; personas, mujeres que cuidan niños, que realizan distintos servicios, que cuidan personas mayores, que cuidan enfermos, hermanos nuestros que viven de changas, changas de pintura, de albañilería; si tantos trabajos en donde no rige la plenitud de los derechos», puntualizó. 

Además, Ojea explicó: «Cuando le pedimos al santo del pan y el trabajo, pan y trabajo le estamos pidiendo paz. La paz se construye en lo concreto, en el amor a lo concreto. Cuando nosotros luchamos de verdad para que todos puedan tener trabajo y para que sean respetados todos los trabajadores, aún aquellos que no pueden vivir la plenitud de todos sus derechos».

«El 7 de agosto celebramos a San Cayetano. Queremos así unirnos en la oración a tantas hermanas y hermanos nuestros que van a acudir no solamente al Santuario de Liniers, sino también a tantos santuarios que están extendidos en todo el país para pedir por el pan y por el trabajo. San Cayetano es el santo del pan y del trabajo; cuando hablamos del pan, hablamos de un derecho universal de todos los seres humanos. Cuando hablamos del pan, hablamos de Justicia», sostuvo.

Más Noticias