martes, 16 abril, 2024
InicioSociedad«El mayor valor que tiene el Córdoba CF es su afición»

«El mayor valor que tiene el Córdoba CF es su afición»

Concienzudo, comedido, aunque con el punto de ambición necesario para llevar las riendas del nuevo Córdoba CF en su cambio de etapa, así como para volver a ilusionar al respetable del Reino. Iván Ania (Oviedo, 1977) será el encargado de abanderar la segunda tentativa de retorno al profesionalismo desde el banquillo de la renovada escuadra blanquiverde, para la que las aspiraciones de la propiedad, afición, el nuevo bloque y la presión de la historia quedan entrelazadas con un punto único en común, al que el asturiano resta peso en el día día, pero del que no quita la mirada: el ascenso a Segunda División. Aborda la compleja tarea de reconstruir la confianza del club y la ciudad naipe a naipe, paso a paso, de la mano de la que será tercera campaña consecutiva en la categoría y ante la que presenta el «partido a partido» y el papel del cordobesismo como bases ineludibles de su mantra y filosofía particulares. Y con ellas comienza todo.

Una vez completada la pretemporada y reposado los últimos resultados, ¿cuál es su balance?

Es positivo, sobre todo en las tres referencias que tenemos de la categoría y de nuestro grupo. Sevilla y Cádiz, al final, son partidos especiales, son rivales de Primera División e incluso uno de Champions… Luego hemos tenido rivales de categoría inferior, pero las referencias claras son tanto Mérida, Antequera como el Linares. A excepción del día en Antequera, tanto en el primero como en el último creo que estuvimos bastante bien, el equipo tuvo una idea clara de juego, fuimos capaces de someter al rival y eso es lo que me vale. Nos habíamos marcado el objetivo en la pretemporada de que todos llegaran a la Liga con 90 minutos disputados. No sé si el cien por cien lo ha hecho, pero la mayoría sí que llega con bastantes minutos en el cuerpo. Creo que eso es importante. Hay veces que quieres cuidar tanto las pretemporadas para que no haya lesiones que, cuando llega el primer partido de Liga, el equipo se te cae en un momento determinado porque no tiene el cuerpo acostumbrado a jugar ese número de minutos. Como me pasó en otros equipos, aquí no quise que me sucediera.

«Veo un buen grupo humano, buen vestuario, es sano. Veo ganas, ambición. Los que estaban por cambiar la situación pasada, los nuevos por aportar»

decoration ¿En qué estado se encuentra la actual plantilla? ¿Qué cree que falta para ponerle el broche?

Veo un buen grupo humano, buen vestuario, es sano. Veo ganas, ambición. Los que estaban por cambiar la situación pasada, los nuevos por aportar. Como entrenador trato de transmitir un espíritu ganador, que vayamos a todos los campos a ganar, a ser un equipo que intente siempre ser superior al rival a través de tener el balón y, sobre todo, que seamos reconocibles. Faltan algunos jugadores, no sé si el mercado nos va a dar la posibilidad. Tenemos muy claras las posiciones que nos gustaría reforzar. No es fácil. Han pasado varias semanas y no hemos tenido en ningún momento prisa. El mercado, en los últimos días, te abre posibilidades que al principio no tienes. Vamos en una dirección clara de lo que queremos.

¿Ha quedado alguna asignatura pendiente tras la preparatoria?

Hemos tenido cosas muy buenas y tenemos otras que hay que mejorar. Las pretemporadas, siempre que te las planificas en la cabeza, hay muchas veces que al terminar te das cuenta de que no te ha dado tiempo de hacer ciertas cosas. Hemos tenido alguna doble sesión pero por culpa del calor tampoco hemos podido hacer todas las que nos hubiera gustado (ríe). Tampoco hemos tenido una concentración, que a veces te permite trabajar más… En líneas generales creo que ha sido una pretemporada bastante llevadera. No hemos tenido viajes excesivamente largos. Hemos tenido variedad, nos hemos enfrentado a equipos superiores, inferiores y de igual categoría y mismo grupo. En ese sentido creo que es positivo. Me gusta enfrentarme a rivales que nos den una referencia clara de cuál es nuestro nivel, ya que luego los partidos ante rivales de superior división son una motivación extra. 

Contra el Sevilla CF, por ejemplo, un equipo de Champions League, que viene de ser campeón de Europa League y más allá de que no estuvieran todos sus jugadores, siempre es algo motivante. Contra el Cádiz, en nuestro partido de presentación en casa, creo que aparte la imagen fue buena. Ha sido una preparatoria bastante completa. Los jugadores poco a poco van cogiendo las ideas, el equipo también tiene que ir creciendo a medida que vaya pasando la competición.

Iván Ania, sobre el banquillo de El Arcángel con la Tribuna de fondo. FRANCISCO GONZÁLEZ

¿Cómo cree que llega el equipo al arranque de Liga?

El equipo llega listo para competir, también desde el punto de vista físico. Ese era uno de los objetivos de la pretemporada. En cuanto a lesiones esperamos tener a todos disponibles, si no surge ningún contratiempo así va a ser. En lo demás, que estemos listos para poder competir y creo que a nivel mental igualmente lo estamos, con la idea clara de lo que queremos y la de poder ganar ese primer partido. Era muy importante para nosotros el partido de Linares. Sabemos que las pretemporadas muchas veces no dicen nada, pero acabar con buena sensación contra un equipo de nuestro grupo, que tendremos enfrente en apenas un mes en competición, era muy importante. Fue inmejorable, la sensación que transmitió el equipo de superioridad más allá del resultado. 

«El equipo llega listo para competir, también desde el punto de vista físico. Ese era uno de los objetivos de la pretemporada»

decoration El escenario ahora es distinto. La semana de la derrota ante el Antequera fue diferente, eso te generaba ciertas dudas. Creo que la solventamos bien ante el Real Jaén y en el partido en el Municipal de Linarejos del otro día, ciertamente.

¿Cómo ve a los nuevos fichajes?

Es fácil la adaptación porque el grupo recibe muy bien a los nuevos, con gente muy abierta. En mi llegada también fueron muy receptivos, muy pendientes de lo que dices, de escuchar e intentar aprender los métodos y metodología que tenemos en el nuevo cuerpo técnico. Los fichajes se están integrando poco a poco. Algunos llevan ya desde el principio, otros han llegado ahora en los momentos finales, pero al ser un vestuario sano es mucho más fácil a la hora de acoplar todo.

El resultado es el de una plantilla corta, con mucha presencia del filial.

Desde un principio nos planteamos que la plantilla iba a ser corta, aunque no tanto como al principio de la pretemporada, en la que faltaba mucha gente por llegar. Desde un inicio se planteó la situación, de también tirar del filial. En muchísimos momentos nos han ayudado a completar entrenamientos, a participar en los partidos, etc. Hemos ido rotando y hay algunos que han estado en dinámica del primer equipo durante toda la pretemporada y muchos de ellos van a continuar durante el curso. 

¿Qué Córdoba CF cree que es el que se ha construido para esta temporada?

Me he tenido que adaptar en algunas cosas. Los entrenadores, cuando llegamos a un sitio nuevo, intentamos imponer nuestras ideas, pero también tenemos qué tipo de jugadores tenemos. He tenido que adaptarme en algunas al tipo de jugador y en otras he empezado pensando de una manera y a medida que iban pasando los entrenamientos, viendo las características de algunos jugadores en concreto, he modificado. 

Creo que eso nos ha dado un salto en el rendimiento, en esas variantes. En el no ser intransigente y adaptarte a lo que tienes creo que está el crecimiento, tanto del entrenador como del equipo. Lo que intentamos es sacar el mayor rendimiento posible a cada jugador y que ello junto nos haga que el equipo sea competitivo, reconocible. En ese sentido estamos muy contentos.

Iván Ania, en el banquillo de El Arcángel durante su entrevista a CÓRDOBA. Francisco González

¿Cuáles son los sistemas que baraja?

Hemos trabajado dos sistemas, el 4-2-3-1 y el 4-3-3. Son sistemas que conozco, que puedo transmitirlos. En algún momento jugamos 4-4-2 contra el Sevilla Atlético, pero perdimos el mediocampo, no nos fue bien y nos costó el partido, aunque sí que podríamos ahora mismo con Casas y con Alberto Toril. Más que el dibujo o la estructura de inicio, los jugadores al final quiero que se muevan, lo que intentamos es generar superioridades, algunas veces las haremos en el inicio, a lo mejor a la altura de la defensa, otras veces a la espalda de los mediocentros rivales, etc. Al final, buscas poder someter al rival, poder generarle peligro y los sistemas son números, los jugadores dan distintas soluciones. 

«Los entrenadores, cuando llegamos a un sitio nuevo, intentamos imponer nuestras ideas, pero también tenemos qué tipo de jugadores tenemos»

decoration El caso de Gudelj es particular.

Es un caso especial. Es un ejemplo de querer, de profesionalidad, de asumir un riesgo por amor a una profesión. No sé cuántos casos puede haber así en el mundo del fútbol, pero es una situación muy especial. Para nosotros es un jugador importantísimo, con unas condiciones espectaculares para jugar de central: rápido, buena salida de balón, agresivo en las disputas, ganador de duelos… Es un jugador diferencial y poder tenerlo con nosotros es un privilegio. Desde el punto de vista humano, para mí como entrenador es un orgullo poder entrenar a un jugador como él, que ha tenido una situación tan especial y que ha sido capaz de vencer esos miedos que pueden surgir para poder volver a jugar. Digno de elogio.

Para mí, al menos al principio, era una situación que no sabía cómo manejarla, por lo que hablé con los médicos. Me dijeron que teníamos que afrontarla con naturalidad, hablamos con él, que sería el que nos iría marcando la evolución. Empezamos utilizándolo en situaciones de comodín y poco a poco, en los primeros diez días, ya quiso participar 45 minutos contra el Sevilla. Él fue marcándonos los pasos, ha hecho que dentro de todo sea algo muy normal.

Otra pieza especial es José Luis «Recio», que arrastra un historial destacable para la categoría.

Es un jugador que cuando lo ves entrenar te das cuenta de que es distinto, en un control, en un pase, en el entendimiento del juego, tanto en lo ofensivo como a la hora de presionar. Se incorporó con la pretemporada ya empezada y tiene que ir cogiendo el ritmo. En los tres últimos amistosos ya ha participado y poco a poco se va sintiendo cada vez mejor. Venía de categoría superior y del extranjero, estuvo unos meses parado, pero tiene que ser un jugador muy importante para el equipo, ya no solo desde el punto de vista futbolístico sino también en para aportar su experiencia a una plantilla que es muy joven y que va a necesitar esos pilares sobre los que apoyarse, él debe ser uno de ellos.

Usted es uno de los técnicos con más experiencia en Primera Federación tras dos años en el Algeciras, ¿qué cree que puede aportar al Córdoba CF desde el banquillo?

Es cierto que han sido dos temporadas en Algeciras, es algo que sí me va a servir para la categoría, aunque no para el escenario en el que me encuentro ahora. Son equipos totalmente distintos, con objetivos diferentes y está claro que tengo una referencia incluso más cercana cuando estuve en el Racing de Santander. Me ayudará, es cierto (sonríe). 

Iván Ania, junto a la entrada del túnel a vestuarios de El Arcángel. Francisco González

Conoce los objetivos del club, ¿cuáles son las claves para alcanzarlos?

La clave es no pensar más allá del siguiente partido (asiente). Todos tenemos claro el objetivo, tanto desde dentro como desde fuera, no queremos estar todo el día repitiéndolo o con él en la cabeza, porque lo tenemos muy claro e interiorizado. Nuestra clave será ir partido a partido, disputar cada uno como si fuera el último y sabiendo que en cada uno de ellos tienes que competir al máximo nivel, porque esta categoría no te va a permitir ningún desliz.

«Gudelj es un jugador diferencial y poder tenerlo con nosotros es un privilegio. Desde el punto de vista humano, para mí como entrenador es un orgullo poder entrenar a un jugador como él»

decoration Y usted, ¿qué se propone a nivel personal?

Me propongo sacar el mayor rendimiento del equipo e intentar inculcarle el espíritu ganador que quiero, que lo he conseguido en casi todos los clubes a los que he entrenado. Luego, claramente, también deseo cumplir el objetivo que tenemos marcado desde mi incorporación.

¿Cuál ha sido su impresión al conocer El Arcángel como cordobesista?

Solo hemos podido tener un partido como local, frente al Cádiz, aunque para ser de pretemporada había muchísima gente. Creo que salieron contentos de lo que vieron a pesar de perder el partido en penaltis. El equipo, sobre todo en la primera parte, dominó y sometió al rival, jugamos muchísimo tiempo en campo rival, eso creo que les gustó. Es un poco nuestra propuesta y nuestra idea de cara a la temporada. Ya había vivido el ambiente de El Arcángel como visitante, también como jugador visitante, pero nunca como entrenador local y creo que es muy importante. Es vital que se le exija al equipo, eso va a permitir que en ningún momento se pueda relajar, además de que el apoyo de esta afición es muy importante, no es lo mismo que te respalden 500 o 1.000 a que lo hagan los 12.000 socios que actualmente llevamos. Tiene que ser una de las claves de la temporada.

Tras una campaña 22-23 extraña, la afición sigue respondiendo y ya van más de 12.000 abonados.

El mayor valor que tiene el Córdoba CF es su afición. En esta categoría tener 12.000 socios no es habitual, es algo de lo que hay que beneficiarse. Hay que aprovecharse de ello, intentar que haya una comunión muy grande entre equipo y afición, porque va a ser un plus, que otros equipos no tienen y del que nosotros tenemos que sacar partido. El mayor valor no es hacer un gol ni jugar bien, es tener un respaldo de más de 12.000 personas apoyándote siempre cada domingo. 

¿Cree que su equipo tiene madera para volver a ilusionar a la afición?

Sí, totalmente. Tenemos jugadores de un nivel muy alto de la categoría y ahora lo que tenemos es hacer que rindan todos los fines de semana al máximo nivel, si somos capaces de conseguir eso, seguro que nos va a ir bien. Las aficiones, tanto aquí como en el resto de ciudades, son exigentes, aunque a poco que les dés, también son agradecidas. No suelen pedir que metas los goles por la escuadra, sino que corras, que pelees, que luches por el escudo que llevas en la camiseta. Estoy seguro de que eso va a suceder.

«Espero que puedan estar orgullosos de su equipo, de sus jugadores y de lo que vean en el campo, que se sientan identificados con nosotros»

decoration ¿Cuál es la mayor fortaleza del vestuario que se ha encontrado?

Que el grupo es sano, sin duda. Es un grupo en el que todos se llevan bien, en el que en los días que llevamos de convivencia todavía no ha habido ningún contratiempo ni problema entre ellos, creo que eso a nivel humano es lo más importante. Es un grupo muy humilde con mucha gente joven dispuesta a crecer, con ganas, además de veteranos que sirven un poco como referencia para los jóvenes, a los que les tienen que ir marcando el camino.

¿Está este Córdoba CF capacitado para luchar con los mejores y los equipos con mayor presupuesto de la categoría?

Estamos capacitados para hacerlo. A nivel futbolístico estamos capacitados para competirle a cualquiera. Los presupuestos te permiten o te dan acceso a tener mayor número de jugadores o jugadores de más nivel, pero al final esto se trata de competir y, cuando sales al campo, nadie piensa en los presupuestos, se piensa en competir y en sacar el mejor nivel posible cada uno. Estamos preparados para eso, para dar nuestro mejor nivel y está claro que somos una de las referencias del Grupo 2.

¿Cómo sería empezar con victoria ante un favorito como el Ibiza?

Sería importantísimo. Es uno de los favoritos, uno de los equipos que cuando ves su confección de plantilla te das cuenta de que casi siempre habrá podido firmar a sus primeras opciones. Tiene incluso jugadores doblados en ciertas posiciones, en las que los suplentes podrían ser titulares casi en el cien por cien de los equipos de la categoría. Es un equipo que es el primero al que vamos a recibir, al que vamos a intentar ganar. Es importante empezar mandando y dando un mensaje de fortaleza, en cuanto a lo que nos daría una victoria en ese primer partido.

«En esta categoría tener 12.000 socios no es habitual, es algo de lo que hay que beneficiarse. Hay que aprovecharse de ello, intentar que haya una comunión muy grande entre equipo y afición»

decoration Y después a Murcia, como visitante.

Son dos proyectos fuertes a los que nos vamos a enfrentar en las dos primeras jornadas, pero nosotros no tenemos miedo a ninguno. Tenemos que preparar bien los partidos, ir a ganar los dos y creer de verdad que lo podemos hacer. En este grupo pocos equipos hay que no sean fuertes, lo que necesitamos es creer de verdad en lo que hacemos e ir sin ningún miedo ni reparo a disputar cada enfrentamiento, sea quién sea el rival que tengamos enfrente.

¿Cómo han sido estos últimos días de trabajo previos al estreno?

La pretemporada se acabó, empezó la semana de Liga. Seguimos con entrenamientos pero preparando más a conciencia todo. En pretemporada se hacen cosas más generales, pero ahora sí que ya hemos tenido una referencia de lo que es el Ibiza, sus futbolistas, etc. Muchas veces en verano es cierto que vas un poco a ciegas a ciertos partidos, ya que los rivales hacen pruebas. Las pruebas ya se han acabado. La rutina ha sido la que va a ser todo el año. Hemos preparado fases ofensivas, defensivas, balón parado… todo lo que creemos que se necesita para salir al campo sabiendo en todo momento lo que debemos de hacer para llevarnos los tres puntos.

Para acabar, ¿qué mensaje lanza al cordobesismo?

Les diría que vamos a dejar todo lo que llevamos dentro para que la gente se sienta orgullosa de los jugadores, del cuerpo técnico, del club y de lo que ve en el campo. Quiero que se sientan identificados y, sobre todo, que seamos todos unidos capaces de conseguir el objetivo del ascenso a Segunda División.

Iván Ania ya conoce el banquillo del Córdoba CF antes del debut en Liga. Francisco González

Más Noticias