martes, 25 junio, 2024
InicioPolíticaEn medio de la crisis por los alquileres, el kirchnerismo demora una...

En medio de la crisis por los alquileres, el kirchnerismo demora una nueva ley en el Senado

En medio de la fuerte crisis que atraviesa el mercado de alquileres, el kirchnerismo en el Senado no logró este jueves avanzar en un acuerdo con sectores de la oposición para definir un proyecto que modifique la reforma legislativa que tiene la media sanción de Diputados, con la idea de que la propuesta obtenga la mayoría necesaria que impida cualquier cambio si regresa a la Cámara baja.

Desde la bancada que preside José Mayans dejaron trascender que hay conversaciones con el radicalismo para avanzar en un proyecto que baje de 3 a 2 años la duración de los contratos, con una actualización cada 6 meses y un mecanismo de indexación en base al índice salarial Ripte.

La UCR ya había consensuado con el kirchnerismo un proyecto para regular los alquileres temporarios, que obtuvo dictamen de comisión y quedó habilitado para que se trate en el recinto en la próxima sesión. Aunque esta jugada generó rispideces en Juntos por el Cambio, ya que la candidata presidencial Patricia Bullrich se manifestó «totalmente en contra» de esa propuesta.

Más allá de esas diferencias, desde el radicalismo confirmaron que hubo conversaciones con Mayans para tratar de arribar a un acuerdo y sacar un proyecto consensuado, pero el diálogo al parecer se interrumpió y en el cierre de la segunda jornada del plenario de las comisiones de Legislación General y Presupuesto ratificaron la decisión de emitir dictamen a favor de la media sanción de Diputados.

Para los senadores de la oposición es «la única alternativa», ya que establece contratos por 2 años y con un piso de actualización de 4 meses y una variedad de índices para la indexación. Según explicaron, si el Senado avanza con una modificación y es aprobada por unanimidad no llegaría al recinto de Diputados para que sea ratificada y se trabaría aún más el debate.

Mientras tanto, en el Frente de Todos todavía hay algunas diferencias sobre los cambios que se deben realizar a la ley, ya que los senadores más duros del kirchnerismo quieren mantener la legislación actual con contratos a 3 años, actualizaciones cada 12 meses en base al índice elaborado por el Banco Central. También hay quienes piden contratos por 2 años con posibilidad de prorrogarlo por otro. En lo único que hay acuerdo es que el piso de actualización se baje de los 12 a los 6 meses.

Sin embargo aclararon que si se llega a un acuerdo con la oposición, los senadores del oficialismo se alinearían para aprobarlo por unanimidad. Este es uno de los objetivos del kirchnerismo, ya que si el Senado obtiene la mayoría absoluta, en Diputados se necesitarán de los dos tercios para volver a imponer lo aprobado en agosto. Pero si sale por mayoría simple, la oposición tendría más chance de sostener su propuesta.

El Senado debate en comisiones la reforma a la Ley de Alquileres.El Senado debate en comisiones la reforma a la Ley de Alquileres.Por su parte, los senadores de Unidad Federal, el bloque que preside el jujeño Guillermo Snopek, esperan una definición del oficialismo para ver si presentan o no un dictamen propio, ya que también quieren una modificación de la media sanción de Diputados.

Los inquilinos pidieron que se mantenga la actual ley

En la segunda jornada de un plenario de las comisiones de Legislación General y Presupuesto, que fue presidida por el pampeano Daniel Bensusán, los representantes de inquilinos llevaron su reclamo para hallar una solución a la escasez de ofertas de inmuebles y rechazar lo aprobado en Diputados.

Juan Arrizabalaga, de Inquilinos Tandil, puntualizó que en el país hay 10 millones de inquilinos que están «en una situación crítica ante un nuevo ataque del lobby inmobiliario que permea a una parte de la clase política argentina». Además dijo que achicar de 3 a 2 años los contratos va a generar «más inestabilidad habitacional» y resaltó que «pasar de un ajuste anual a uno cuatrimestral va a multiplicar los aumentos porque es acumulativo».

Por su parte, Luna Miguens, del CELS, consideró que lo que no puede suceder en este debate de reforma de la Ley de Alquileres es que se instale la idea de que «los inquilinos se perjudicaron por sus propias conquistas y que entonces hay que volver para atrás, eso es lo que no puede pasar».

Carla Sánchez, de Juntas por el Derecho a la Ciudad, también cuestionó la propuesta de Diputados al estimar que «no va a aumentar la oferta para que los alquileres sean accesibles». «Eso no nos va a solucionar sino agravar la situación», advirtió la representante.

Gervasio Muñoz, de Inquilinos Agrupados, afirmó que la media sanción de Diputados «aumenta la desigualdad» y se quejó porque plantea la posibilidad de que se pague un año adelantado.

En la primera audiencia del miércoles se escucharon testimonios de 18 representantes de cámaras inmobiliarias.

Más Noticias