martes, 28 mayo, 2024
InicioEconomíaCon una inflación de dos dígitos: a cuánto debería subir la tasa...

Con una inflación de dos dígitos: a cuánto debería subir la tasa del plazo fijo para ser atractiva

El Indec dará a conocer este miércoles la inflación de agosto, que se espera que llegue a los dos dígitos luego de la devaluación del 22% en el tipo de cambio oficial. La cifra de la Ciudad de Buenos Aires ya anticipó el mal número -con un 10,8%- y las consultoras privadas estiman que rondará el 11%.

Al tomar como escenario base ese valor, la tasa de los plazos fijos en pesos ya perdió contra la inflación en agosto y podría quedar nuevamente por debajo del aumento de precios en los meses que siguen. Hoy, el rendimiento de los pesos es de 118% nominal anual (TNA), que se traduce en 9,8% mensual.

Leé también: Sergio Massa anunciará mejoras para jubilados, beneficiarios de la AUH y trabajadores que no pagan Ganancias

Ese es el premio -ya devaluado- que se llevan tanto los depositantes minoristas que constituyen depósitos a plazo como los bancos que colocan sus pesos excedentes en Leliq, las letras que emite el Banco Central (BCRA) y por las que paga intereses día a día.

Tasa positiva: un compromiso con el FMI

Tras sellar el último acuerdo con la Argentina, la subdirectora del FMI, Gita Gopinath, afirmó: “Las tasas de interés reales deberían seguir siendo lo suficientemente positivas para hacer frente a la alta inflación y respaldar la demanda de activos en pesos. Es posible que estén justificados nuevos aumentos de tasas en caso de que se produzcan nuevos shocks inflacionarios o se intensifiquen las presiones cambiarias”.

La tasa de interés real positiva busca captar pesos en plazo fijo para que no presionen sobre la inflación y la brecha cambiaria. (Foto: Adobe Stock).

La tasa de interés real positiva busca captar pesos en plazo fijo para que no presionen sobre la inflación y la brecha cambiaria. (Foto: Adobe Stock).

Pese a ese compromiso, en el directorio del Banco Central (BCRA) están ganando la discusión quienes se inclinan por no incrementar la tasa luego de la publicación del dato de inflación del mes pasado. “No subir la tasa es inconsistente con el objetivo de mantener la tasa real positiva y con la necesidad de mantener a raya a los dólares financieros”, analizó Santiago Manoukian, economista de Ecolatina.

Leé también: Los cambios en Ganancias impactarán sobre la recaudación y beneficiarán a los trabajadores de mayores ingresos

No obstante, explicó que el argumento para no hacer un nuevo aumento sería evitar una ampliación del costo cuasifiscal. Es decir, reducir la emisión monetaria que el BCRA debe efectuar cada vez que paga intereses por las Leliq que emite.

A pesar de eso, para Ecolatina la mejor opción sería hacer un ajuste en el rendimiento, no solo para que los pesos sobrantes no impulsen la inflación, sino también para intentar que el peso sea más atractivo que el dólar y, así, contener la brecha cambiaria.

La inflación de febrero en la ciudad de Buenos Aires fue del 6%. (Foto NA/MARCELO CAPECE)

La inflación de febrero en la ciudad de Buenos Aires fue del 6%. (Foto NA/MARCELO CAPECE)

“Si quieren mantener el tipo de cambio en $350 con pocos dólares disponibles, la tasa tiene que ser un recurso fuerte, aun cuando es bastante inefectiva porque la demanda de dinero sigue cayendo debido a la desconfianza y la falta de un plan integral”, afirmó Manoukian.

A cuánto debería subir la tasa de plazos fijos en septiembre

Si el BCRA quisiera honrar su compromiso con el FMI, la tasa de plazos fijos debería subir con fuerza esta semana. De acuerdo con los cálculos de Manoukian, para que las Leliq y los plazos fijos rindan cerca del 11% estimado de inflación para agosto y queden neutros con relación al aumento de precios, la tasa nominal anual (TNA) tendría subir cerca de 13 puntos porcentuales y pasar del 118% actual a 131%.

Leé también: Los analistas empeoran sus pronósticos: prevén que la inflación cierre en año en 163% y el dólar llegue a $565

El alza debería ser todavía mayor si se buscara otorgar a los depositantes un rendimiento que le gane la carrera a los precios. “Para que sea positiva, con un escenario base de 11% de inflación, la tasa debería estar por encima del 132% de TNA. Con ese valor, el retorno efectivo anual superaría el 250%”, completó el economista.

Más Noticias