lunes, 20 mayo, 2024
InicioEspectáculosPity Alvarez: sus canciones que hablan de la delincuencia y drogas

Pity Alvarez: sus canciones que hablan de la delincuencia y drogas

Una vez más, Cristian Gabriel «Pity» Álvarez fue noticia por asuntos extramusicales. El cantante y líder de los famosos grupos Viejas Locas e Intoxicados se retiró de la Fundación Eira, de Tortuguitas, adonde cumplía un tratamiento psiquiátrico ordenado por la Justicia, y no se sabía si se había fugado o dónde estaba. A las pocas horas se supo que que su madre lo cambió de clínica y ahora está en Vive Libre, en Villa Ballester.

Pity fue uno de los más talentosos y populares músicos de rock argentino durante las décadas del ’90 y ’00, retratando en canciones que son verdaderos hits a un país marcado por la pobreza, la delincuencia y la corrupción política.

Paradójicamente, terminó preso por cometer un crimen que podría haber sido parte de una de sus letras: En medio de una discusión en el complejo de edificios del barrio Samoré, de Villa Lugano, el 12 de julio de 2018, Cristian Maximiliano «Gringo» Díaz lo desafió a usar el arma que portaba: «Si vas a tirar, tirá, gato».

Pity Alvarez nuevamente fue noticias por cuestiones extramusicales. Foto: diego fernandez oteroPity Alvarez nuevamente fue noticias por cuestiones extramusicales. Foto: diego fernandez oteroPity sacó la pistola y le disparó en la cara. Cuando el Gringo cayó, le tiró cuatro disparos más. Cuando se entregó la mañana siguiente en una comisaría de Lugano, declaró: «Sí, yo fui el que disparé. Lo maté porque era él o yo, creo que cualquier animal haría lo mismo».

Video

El momento en que se entrega el líder de «Viejas Locas»

En muchas de sus canciones, Pity Alvarez refeljó ese mismo tipo de situaciones, producto del desempleo, la falta de oportunidades, la vida delictiva y las drogas.

Intoxicado

En 1996, el primer himno de Viejas Locas fue Intoxicado, un grito donde los estados alterados se conjugaban con la cotidianeidad de la iconografía barrial. El clip incluyendo a la banda en el rol de basureros le daba al tema un contexto deseado e inequívoco: el de pertenecer a la clase plebeya del rock argentino. Y a mucha honra.

«A nadie importa si yo cuido mi flor / yo la protejo contra el viento / la riego un poco la llevo al sol con su fruto…/ intoxicado estoy, por las calles voy»

Aunque a nadie ya le importe

También de Viejas Locas, pero cosecha 1997. Un fresco en blanco y negro de la vida suburbana, utilizando a personajes de la noche como protagonistas estelares, mientras en el último asiento del colectivo, Pity grazna como un muchacho atormentado por la ciudad.

«¿Quién podrá ayudarme ahora? / No hay nadie que quiera en esta ciudad / si tan solo pudiera quedarme dormido / no volver a despertar / Conozco el buen vino, conozco el peor / pero envenenarme también me enseñó / que es bueno tener al diablo de amigo / en alguna ocasion».

Una vela

Del 2003, con Intoxicados, otro de sus grandes hits, incluso versionada en vivo hace pocos meses por Dillom. La canción habla sobre lealtad y delincuencia en el barrio. Él compra marihuana a su traficante y tiene una relación sexual casual con una mujer que vive cerca. Evita ser atrapado por la policía mientras conduce su bicicleta. El estribillo repite la frase «una vela, dos velas, tres velas, cuatro velas» varias veces.

«No te asustes por lo que te cuento / pero en mi vecindario todo esto es cierto / todos tienen fierros, yuta tiene miedo / entonces tiran sin preguntar primero / y esquivando balas en mi bicicleta / voy a casa de mi puntero a buscar mi hierba».

Nunca quise

De Intoxicados, 2005. Una hermosa canción dedicada a su pareja de aquellos años,que en su intensidad conjuga lo armonioso y lo oprobioso («estoy orgulloso de quererte romper/ la cabeza contra la pared») como contraparte de su zigzagueante relación. Una década más tarde, ella y otra mujer lo denunciarían por violencia de género y privación ilegítima de la libertad.

«Para odiar hay que querer / Para destruir hay que hacer / Y estoy orgulloso de quererte romper / La cabeza contra la pared».

Sr. Kioskero

Del álbum Otro día en el planeta Tierra, del 2005. El relato de un robo, como si fuera un diálogo del asaltante a su víctima.

«Hola Señor Kioskero / vengo en busca de su dinero / ponga las manos arriba y présteme mucha atención / mi familia no tiene trabajo y yo trabajar no quiero / por eso ponga el dinero en esta bolsa».

Más Noticias