martes, 28 mayo, 2024
InicioEspectáculosEl mundo como lo vemos: la serie que es un tesoro en...

El mundo como lo vemos: la serie que es un tesoro en el océano del streaming

Debería inventarse una palabra que remita al sentimiento de terminar una serie y quedar como en un limbo triple entre el duelo por el final, el placer de haberla visto y la necesidad de una segunda temporada. Ese término aún no inventado podría graficar a El mundo como lo vemos (As We See It), por Amazon Prime Video.

Tres personajes con trastornos del espectro autista (TEA) conviven en un departamento en medio de un tratamiento y nos interpelan: el mundo allá afuera puede ser un lobo hambriento y nosotros podemos ser ese lobo inconsciente, a veces.

Basada en la serie israelí On the Spectrum, esta comedia dramática nos pone en los zapatos de quien lidia por ser comprendido, pero a la vez en la planta de los pies de familiares a cargo, que cargan con tanta responsabilidad como culpas.

El guión usa el humor para zamarrear sobre temas descarnados y esa combinación cuidadosa de ocurrencias para bucear en el dolor logra impregnarnos de una ternura adictiva. Los ocho capítulos parecen insuficientes en ese juego de ópticas, de mostrarnos cómo se siente ser parte de un universo poco amable y poco empático.

Jack, Harrison y Violet (Rick Glassman, Albert Rutecki y Sue Ann Pein) transitan los veintipico y sus familias les ayudan a rentar un departamento compartido en Los Ángeles. Al primero lo caracteriza el pesimismo, al segundo el miedo y a ella, la ansiedad por tener un primer novio. Cuentan con un «ángel» llamado Mandy, la terapeuta que los guía con dulzura olvidándose muchas veces de sus propias necesidades (Sosie Bacon).

Por separado -y en bloque- irán descubriendo su poder y sus vulnerabilidades en situaciones cotidianas. El mérito es que el terceto de actuaciones destacadísimas se transforma enseguida en una suerte de aliado al que queremos proteger. Despiertan tanta admiración como angustia.

Un terceto unido contra un mundo hostil. Un terceto unido contra un mundo hostil. Los vemos lidiar permanentemente con una sociedad que no está preparada para quien no cumple con el «molde». También se enfrentan a los primeros trabajos, a las primeras relaciones amorosas, a los primeros desengaños. La narración simple, sin adornos, nos empuja a pensar: ¿Qué hacemos en el día a día para integrar? ¿Quién no se sintió sapo de otro pozo en algún momento? ¿No hay tantos puntos de vista como ojos?

Más fresca que series con temática cercana (Atypical y The Good Doctor, por ejemplo), los primeros minutos ya nos sitúan en el gran dilema: cruzar el umbral que separa el hogar de la calle. Harrison no puede traspasar esa frontera entre el refugio que lo hace sentir a salvo y el exterior. Ladridos, griterío, motores, llanto de bebé, luces lo pueden desestabilizar tan solo para llegar a la esquina. Lo entendemos y entendemos, además, el punto de vista de los familiares que luchan entre el agotamiento y el desafío de soltarlos a la vida adulta.

La necesidad de pertenencia, la discriminación, el apego, la independencia se abren con simpleza. Un abanico de tópicos. No se trata exclusivamente del tema del autismo. Hay identificación en esa idea de que todos podemos no encajar y sentirnos extranjeros en ciertos lugares.

Violet, una de las protagonistas (Sue Ann Pien) y su red de contención, su familia y su terapeuta.Violet, una de las protagonistas (Sue Ann Pien) y su red de contención, su familia y su terapeuta.Cancelada tras su primera temporada, no son pocos los que sienten injusta la decisión de no continuar con la serie. Los productores incluyeron en el trío protagónico a tres actores que se identifican dentro del espectro autista. Es más: el propio creador Jason Katims sabe de lo que habla; su hijo también recibió un diagnóstico de TEA. El viaje es corto, pero emocionante. Esta ficción divierte tanto como acuchilla.

Ficha

Calificación: Muy buena

Comedia dramática Protagonistas: Rick Glassman, Sue Ann Pien, Albert Rutecki Dirección: Jason Katims y otros Creación: Jason Katims. Emisión: ocho capítulos en Amazon Prime Video.

.

Más Noticias