lunes, 24 junio, 2024
InicioEspectáculosEl calvario de Sandra Domínguez, la amiga de Carmen Barbieri que se...

El calvario de Sandra Domínguez, la amiga de Carmen Barbieri que se sometió a siete operaciones con Lotocki

Sandra Domínguez contó que denunció a Aníbal Lotocki por “tentativa de homicidio”. A pesar de que su caso no es reciente, la actriz explicó que decidió romper el silencio a partir de la muerte de Silvina Luna. “Siento que me entregué y que si me callaba, yo era cómplice de él. Hoy hice la denuncia formal, hubo intentos de homicidio reiterados”, sostuvo en una entrevista que concedió a Intrusos (América).

El relato de la artista, que es íntima amiga de Carmen Barbieri, fue realmente desgarrador. “Lo conocí en 2008 y me dijo que el producto se reabsorbe, que era inocuo e inofensivo. Conocí a Pamela Sosa y pensé si operó a su señora… Verla a Pamela operada, me dio seguridad. Cuando ella lo promocionaba, tendría que haber tenido problemas y se los calló. Lo que se siente es un calor y una fiebre. Como cemento, levanta temperatura”, relató.

Leé también: Filtran un supuesto audio de Lotocki con repudiables frases sobre las muertes de Silvina Luna y Caprarola

Domínguez explicó que otro cirujano le había dicho que era impracticable que Lotocki le inyectara tanto metacrilato, ya que se trataba de una sustancia muy costosa. “Mi doctor de cabecera me dijo que tenía que vender un departamento para poder pagar ‘una cola mostrador’”, citó la expaciente de Lotocki.

Y, siguiendo con la observación que le hizo otro especialista, agregó: “Era imposible que pudiese atravesar el glúteo con una cánula, aunque sea con el mejor de los productos, ya que puede ser traumático por la gran cantidad de fibras y venas que hay en la zona. Me dijo que se podían formar ‘los famosos granulomas’”.

Video PlaceholderMirá parte de la entrevista que concedió Sandra Domínguez a «Intrusos». (Foto: Captura América)

Pesa a esas palabras, confiando en lo que le había dicho Pamela Sosa, Domínguez accedió a ser intervenida por Lotocki. “En el 2009, decido operarme con él. Nunca me cobró. Me operó en un departamento sobre la Avenida Córdoba y me callé todo este tiempo por el miedo a ser juzgada. Yo no estoy hablando mal de él, estoy contando mi experiencia. De mí se desentendió con ayudarme para sanarme. Le dije que tenía una bola y me la trató de sacar, sin saber todavía lo del cemento, ni Silvina Luna, ni nada”, recordó.

Ante los problemas que presentó tras esa cirugía, Domínguez cuenta que volvió a contactarse con el médico quien le habría dado una “solución”: “En 2010, me dijo ‘se me ocurrió un invento, voy a poner un bisturí para cortar porque este producto se pone duro’. El tema es que tenemos muchas venas en la cola, es muy sangrante. Romper esa fibra es muy agresivo. Me cortó tanto que me iba en sangre”:

Qué hizo Aníbal Lotocki ante los dolores y los problemas que presentó Sandra Domínguez

Frente a todas las complicaciones y dolores que le aparecían insistentemente, Sandra Domínguez llegó a operarse hasta siente veces con Lotocki. “Me quedaron formas distintas y me volvió a poner (material). Tuve como siete intervenciones. Cuando iba a otro cirujano me decían ‘yo no te toco donde estuvo ese hombre’”, expuso.

Además, precisó que en ese entonces ya se hablaba de las peligrosas mezclas que el cirujano les inyectaba a sus pacientes: “Una persona de su confianza me dijo ‘¿no sabés la del polvito?’ El polvito lo trae de Corrientes, lo tira en un balde, lo revuelve y lo pone en tu cola y va moldeando. Yo recurría a él porque dije ‘este me lo hizo, este lo tiene que arreglar’. Cuando me cuentan lo del polvito, ya lo tenía adentro”.

Las nuevas intervenciones complicaban cada vez más la salud de Domínguez, quien reconoció que en un momento llegó a pensar en que se iba a morir. “Carmen Barbieri me salvó la vida. Yo siempre le prohibí hablar, pero sin decir mi nombre, empezó a contar mi historia. Hoy pienso que si Silvina tuvo una misión tan triste y fea, yo tengo que hablar”, manifestó.

Carmen Barbieri junto a su amiga Sandra. (Foto: Captura Instagram /sandru_dominguez)

Carmen Barbieri junto a su amiga Sandra. (Foto: Captura Instagram /sandru_dominguez)

Luego, contó una situación que la conmueve hasta el día de hoy: “Me hizo la intervención y al otro día, empezó a correr un producto verde y amarillo. Me dijo ‘apretalo que salga’, pero la infección no paraba. Vino un enfermero a licuarme la sangre. Además, tenía una pelota atrás de la rodilla y ya no podía caminar. Estaba agitada. Le dije que no aguantaba más ese dolor, me quería morir”.

Y completó: “Yo sentía la muerte y lo vi a mi papá. A las dos horas, mi papá se murió y yo sentí que se llevó mi muerte. Fui a lo de Carmen, ella fue testigo de todo. Yo tenía una trombosis galopante. Después de esa inyección, la infección paró. Estéticamente no estoy mal, pero tengo mal las plaquetas. Al no tener salida de saber quién te arregla lo que hizo, volvés”.

Más Noticias