lunes, 27 mayo, 2024
InicioDeportesRubiales, a un mes del beso del escándalo: de la gloria Mundial...

Rubiales, a un mes del beso del escándalo: de la gloria Mundial al rechazo de toda España, incluso en su pueblo

Hace un mes, la selección española ganaba el Mundial femenino en Australia y, para festejarlo, el ahora ex presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, apretujaba su boca a la de Jennifer Hermoso, una de las jugadoras que, en la sorpresa, no atinó a rechazarlo.

No consentido y repudiado por medio mundo, ese beso fue lo último que Rubiales hizo al frente de la federación. Y el inicio de una revolución política y social en las entrañas del fútbol femenino en España. Nunca un beso sacudió tanto.

Rubiales, suspendido inicialmente por la FIFA, intentó resistir en su cargo hasta que, el 11 de septiembre, renunció. Le queda ahora enfrentar el proceso penal que la Fiscalía de la Audiencia Nacional española le inició por presunta agresión sexual y coacciones a Jenni Hermoso.

Las jugadoras, por su parte, anunciaron que no volverían a la selección hasta que no hubiera cambios estructurales en la federación. Y lo van consiguiendo.

Fuera Vilda, ¿bienvenida Montse?

Porque la onda expansiva de los efectos del beso llegó hasta quien era el polémico entrenador de la selección femenina, Jorge Vilda.

En septiembre del año pasado, 15 jugadoras habían renunciado a la selección “por el malestar generalizado” que había en el grupo.

Vilda, sin embargo, empoderado por haber ganado el Mundial de Australia, había sido confirmado por Rubiales en la asamblea extraordinaria en la que el entonces presidente de la federación anunció que no renunciaría. “Te invito a que te quedes con nosotros los próximos cuatro años cobrando medio millón de euros al año”, le prometió Rubiales diez antes de que Vilda fuera finalmente destituido.

España fue campeona del mundo pero todo es tristeza en la previa de su partido ante Suecia y Suiza por la Liga de Naciones. Foto: Thomas COEX / AFP.España fue campeona del mundo pero todo es tristeza en la previa de su partido ante Suecia y Suiza por la Liga de Naciones. Foto: Thomas COEX / AFP.Asumió en su lugar Montse Tomé, quien desde 2018 fue su segunda. Tomé se convirtió en la primera entrenadora española de la selección femenina de la historia.

Para algunas de las jugadoras, la nueva DT no representa el cambio que reclaman pero, de frente a los dos partidos de la Liga de Naciones previstos para este viernes -con Suecia- y para el martes -contra Suiza-, 21 de las 23 convocadas por Tomé viajarán con la Selección.

Llamó la atención que Jenni Hermoso no estuviera en la lista. “Creímos que la mejor manera de protegerla en esta convocatoria es así”, dijo Montse el lunes.

“¿Protegerme de qué o de quién?”, respondió Hermoso.

“Esto es el Me Too del fútbol español”, dijo el presidente del Consejo Superior de Deportes y secretario de Estado de Deportes, Víctor Francos, aludiendo al movimiento de denuncia de acoso y abuso sexual que nació en Estados Unidos y se viralizó en las redes sociales.

Jennifer Hermoso, ausente en la lista de la Selección. Foto: AP Photo/John Cowpland.Jennifer Hermoso, ausente en la lista de la Selección. Foto: AP Photo/John Cowpland.En la madrugada de este miércoles, después de una negociación que duró siete horas, Francos anunció que las jugadoras que no se presenten no serán sancionadas y que habrá un cambio estructural “inminente” en la Federación.

Señaló, además, que el Consejo Superior “trabajará en el desarrollo de la Ley del Deporte en materia de igualdad”.

La situación que vive en fútbol femenino en España dio envión también a los reclamos gremiales. En el inicio de la Liga femenina, las jugadoras se declararon en huelga hasta negociar sueldos más cercanos a lo que cobran sus colegas varones.

A Rubiales no lo quieren ni en su tierra

El repudio al beso de Rubiales, que comenzó siendo una anécdota, se convirtió en un gesto de reivindicación que no dejó a ningún sector de la sociedad española indiferente. Hasta hubo una marcha en la Plaza Callao de Madrid en apoyo a Jenni Hermoso.

“No hagamos caso de los idiotas, de los estúpidos. Es cosa de pringaos que no saben ver lo positivo”, le dijo Rubiales a la radio Cope desde Sidney, minutos después de la condecoración de las campeonas del mundo. “Pienso lo mismo”, le dijo Juanma Castaño, conductor de El Partidazo, el programa que lo estaba entrevistando por haber ganado el Mundial.

Al día siguiente, su entorno evaluó que era mejor grabar un video de disculpas: “En un momento de máxima efusividad, si ninguna mala fe, ocurrió lo que ocurrió, creo que de manera muy espontánea. Tengo que disculparme, no queda otra”, decía un Rubiales relajado en un video que hizo circular antes de aterrizar en España.

Pero las presiones al llegar lo obligaron a convocar una Asamblea General Extraordinaria de la Federación para el 25 de agosto.

El estadio de Motril donde Rubiales iba a jugar un amistoso en agosto. Foto: EFE/ Alba Feixas.El estadio de Motril donde Rubiales iba a jugar un amistoso en agosto. Foto: EFE/ Alba Feixas.Hizo creer a todo el mundo que renunciaría pero cuando subió al escenario sorprendió: “¿Creen que eso es para sufrir la cacería que estoy sufriendo? ¿Es tan grave como para que yo me vaya habiendo hecho la mejor gestión de la historia del futbol español?”, fueron sus preguntas retóricas.

“No voy a dimitir”, repitió cinco veces.

“Fue un beso espontáneo, eufórico, mutuo y consentido”, fue su versión. Y se refugió en Motril, la ciudad costera de Andalucía que siente como propia y de la cual su papá fue alcalde.

Pero ese hijo mimado de Motril dejó de serlo. El municipio suspendió el partido de fútbol organizado para él y el ayuntamiento estudia una propuesta para que le retiren la Medalla de Motril con la que lo condecoraron cuando estaban orgullosos de él.

Video

Tras el escandaloso beso que Rubiales le dio a Jenni Hermoso, Futbro lanzó un comunicado que está firmado por cerca de 80 futbolistas y exfutbolistas, entre las que se encuentran las 23 campeonas del mundo.

Finalmente, Luis Manuel Rubiales Béjar renunció el 11 de septiembre. Dejó de ser presidente de la Real Federación Española de Fútbol y vicepresidente de la UEFA.

Días después, puso en venta un altillo de lujo en el centro de Madrid. Pide 2,5 millones de euros.

Orden de alejamiento

El 15 de septiembre declaró ante la Audiencia Nacional. Rubiales negó ante el juez haberle pedido “a nadie” que presionara a Jennifer Hermoso para que ella lo disculpara públicamente por el beso.

Por ahora, tiene prohibido contactarla y no puede acercarse a ella. La orden de alejamiento es de 200 metros.

“Todo el país ha podido observar que no existía consentimiento y eso vamos a demostrar en sala”, dijo la abogada de Jenni Hermoso, Carla Vall. La jugadora tendrá que declarar en los próximos días.

Rubiales había llegado a la Real Federación de Fútbol en 2018, poco antes del Mundial de Rusia. Y si bien los españoles consideran que modernizó estructuras y aumentó la recaudación, su gestión se vio envuelta en varios escándalos, como fue el traslado de la Supercopa de España a Arabia Saudita y las comisiones que la movida habría implicado para él y para su intermediario: el ex futbolista Gerard Piqué, a través de su empresa Kosmos.

España y el Mundial 2030

En un intento por ahuyentar la mala imagen de España que el escándalo Rubiales pueda acarrear, el presidente del gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se reunió este miércoles en Nueva York con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

Sánchez, que está participando en la inauguración de las sesiones de la Asamblea de las Naciones Unidas, defendió ante Infantino la candidatura conjunta de España, Portugal y Marruecos para el Mundial de 2030.

Gianni Infantino, de la FIFA, junto a Pedro Sánchez, presidente de España. Foto: EFE / MONCLOA.Gianni Infantino, de la FIFA, junto a Pedro Sánchez, presidente de España. Foto: EFE / MONCLOA.La “era Rubiales”, sin embargo, aún está dando coletazos. Y la gente sigue hablando del escándalo. Como lo hizo Andrés Calamaro durante su concierto este fin de semana en el Teatro Romano de Mérida. Cuando se largó a llover y hubo que suspender el recital, se despidió: “¡Hasta siempre, España! -dijo-. Volveremos el día que Rubiales y Jennifer puedan acercarse a menos de 200 metros”. A casi nadie le causó gracia. El público, que lo seguía con devoción, comenzó a abuchearlo.

[AHORA] Polémico mensaje de Calamaro sobre la salida del presidente de la Federación Española de fútbol: «Volvemos el día que Rubiales y Jennifer puedan acercarse a menos de 200 metros» pic.twitter.com/Ap8Hbyzftp

— ElCanciller.com (@elcancillercom) September 19, 2023 Madrid. Corresponsal

Más Noticias