martes, 21 mayo, 2024
InicioPolíticaTragedia en San Martín de los Andes: Desde la oposición critican la...

Tragedia en San Martín de los Andes: Desde la oposición critican la falta de fondos para mantener los camiones del Ejército

Justo en la semana en que el ex ministro de Defensa y candidato a vicepresidente de Unión por la Patria, Agustín Rossi, defendió la política de Defensa del Gobierno un accidente de un camión del Ejército provocó la muerte de 4 soldados y heridas a otros 18.

Los muertos fueron el cabo primero Cristian González, el cabo Martín Román, el soldado voluntario Oscar Morales y la soldado voluntaria Guadalupe Canuillán.

Desde Juntos por el Cambio y Libertad Avanza criticaron los rectores presupuestarios de las FF.AA. que afectan la capacidad de movilización militar que fue el contexto de ese luctuoso accidente. En especial, la falta de fondos para el mantenimiento de los vehículos. Muchos de esos vehículos militares no tendrían la Verificación Técnica Vehicular (VTV) al día.

Aunque los dirigentes aún espera el resultado de un peritaje para saber si el accidente fue producto de una falla mecánica o de una falla humana, el referente de Patricia Bullrich en temas de Defensa, la candidata a vicepresidenta de Libertad Avanza Verónica Villaruel y el experto radical Marcelo Seghini apuntaron a la vejez de los medios de transporte militar.

Luego de manifestar el pésame a las familiares de las víctimas, López Murphy -ex ministro de Defensa- opinó que “en principio, creo que fue una fatalidad pero en el contexto de equipamiento muy viejo que debería haber sido renovado hace años”.

Por otra parte, un informe del Centro de Estudios para la Seguridad y la Defensa de la Fundación Alem de la UCR, que integra Seghini, advirtió que la mayoría de los camiones de transporte del Ejército «tienen más de 50 años» y que “no se cumple” con los objetivos de la ley del Fondo para la Defensa (Fondef) o ley Jaunarena que debía financiar la compra de equipos”.

Mientras un fiscal Neuquén pidió una pericia accidentológica para determinar la dinámica del desbarrancamiento y la posible existencia de una falla mecánica en los frenos o la dirección del rodado que trasladaba 22 efectivos de la fuerza cerca de San Martín de Los Andes.

A su vez, Villaruel expresó en Twitter su sentido pésame a las familias de los fallecidos y 18 heridos del Regimiento de Caballería de Exploración de Montaña 4. Luego dijo que “mas allá de las circunstancias del hecho es indudable la desfinanciación de la Defensa con vehículos de más de 40 años de antigüedad”.

En el informe de esa fundación de la UCR se resaltó que el vehículo accidentado “es un modelo Mercedes Benz 1518, unidades que fueron adquiridas por el Ejército en la década de 1980, teniendo por tanto un grado muy alto de obsolescencia”.

“La unidad es utilizada para carga y transporte de campaña, no estando preparada para hacer el viaje de 400 kilómetros que realizó. Según fuentes consultadas no tenía la Verificación Técnica Vehicular (VTV) correspondiente, ni cinturones de seguridad”, agrega el informe al que accedió Clarín.

El Ejército tiene alrededor de 2200 vehículos de guarnición y 6500 Vehículos de campaña en unas 300 unidades distribuidas en todo el país.

Luego el informe advirtió sobre los recortes presupuestarios que sufren las Fuerzas Armadas.

En 2023 “el total del presupuesto del que disponen las Fuerzas Armadas, más del 90% se destina al pago de salarios, quedando poquísimos recursos para sostener el equipamiento, adiestrar a los efectivos, operar los medios e invertir en capacidades nuevas”.

“La relación salario contra presupuesto de funcionamiento e inversión debería ser de 60% a 40%. De cada 100 pesos que el estado argentino gasta, solo 2 llegan a las Fuerzas Armadas, y el 90% se gasta en salarios”, precisó.

Si bien con la sanción de la Ley del Fondo Nacional de la Defensa o ley Jaunarena (por el ex ministro de Defensa radical Horacio Jaunarena que la impulsó), en 2019 “se han financiado algunas capacidades modernizadas o adquiridas nuevas, ha sido enteramente insuficiente”.

Las Fuerzas Armadas “enfrentan un desfinanciamiento crónico de más de tres décadas que ha llevado a la obsolescencia de gran parte del material, poniendo en riesgo a los efectivos e impidiendo a la Defensa poder controlar nuestros espacios soberanos y nuestra soberanía”, agrega el estudio.

La compra de 54 camiones para el Ejército el año pasado, “fue un buen paso, pero totalmente insuficiente frente a la carestía generalizada de medios, que sufre no solo el Ejercito argentino si no todas las fuerzas armadas”, finalizó el informe de este centro de estudios radical.

En agosto de 2022 en el marco del Fondef, el Ejército incorporó 70 vehículos que incluyen 54 camiones MB Atego 4X4, 9 camiones Tanque Constellation (cisterna- 15000 L), y 7 ambulancias baja complejidad (VG/ Camp) Hilux.

En el debate de candidatos a vicepresidentes de TN del miércoles, sobre su gestión como ministro de Defensa en los Gobiernos de Cristina Fernández, primero, y Alberto Fernández, después, Rossi rememoró que bajo su gestión se pudo en marcha el Fondef y “se equipó a las Fuerzas Armadas” y, además, la administración del kirchnerismo es la que «más jerarquizó salarialmente al personal militar».

En cuanto al debate sobre recortes de gastos, una fuente militar dijo a Clarín que el problema presupuestario “no tiene solución en el corto plazo, sino como mínimo, en el mediano plazo, es decir 5 a 10 años”.

“Lamentablemente, el Fondef es insuficiente para revertir 30 años de desinversión. Por eso es fundamental incrementar también el porcentaje de los gastos de Defensa en el PBI porque impacta sobre el funcionamiento de las unidades y en consecuencia el mantenimiento del Parque automotor”, subrayó.

La fuente destacó que “los políticos creen que con el Fondef se soluciona todo. Es una herramienta valiosa, pero insuficiente”. Primero porque “impacta (muy lentamente) en la incorporación de material pero es el % del PBI asignado a Defensa lo que permitiría incrementar la partida de funcionamiento de las unidades”.

Pero los políticos “no se preocupan por el presupuesto necesario para el funcionamiento diario de las unidades en combustible, racionamiento, mantenimiento, pago de tasas y servicios, etc)”. Es decir, deja abierta la pregunta si el camión de la tragedia tenía el mantenimiento necesario para salir a una ruta de montaña.

Más Noticias