lunes, 20 mayo, 2024
InicioEconomíaLa carrera entre el «Plan Platita» y la dolarización termina o arranca...

La carrera entre el «Plan Platita» y la dolarización termina o arranca el 22 de octubre

El virtual presidente del Banco Central en el caso de que Javier Milei gane las elecciones el 22 de octubre matizó en estos días la idea dolarizadora del líder libertario.

Emilio Ocampo sostuvo: «proponemos libertad de elegir la moneda que cada uno quiera usar. El peso lo va a ir eliminando la gente, no el gobierno».

Un sistema bimonetario -que es lo que impulsa Carlos Melconian, virtual ministro de Economía en el caso de que Patricia Bullrich alcance la presidencia- es distinto a una dolarización total, pero ambos tendrían la necesidad de un denominador común.

Tener equilibrio fiscal, que el Estado no gaste más de lo que recauda, es un objetivo pocas veces alcanzado en la historia económica argentina reciente de la mano de que los economistas proponen, pero la política es la que decide.

La incertidumbre económica se encamina a un pico máximo en estos días y se refleja tanto en un dólar blue subiendo por encima de los $ 800, en la caída de los precios de los bonos y la disparada de la tasa de riesgo país y en un nivel de emisión monetaria que pareciera no tener límite de la mano del plan «platita» del ministro-candidato Sergio Massa.

Ocampo pronostica que la gente cambiará los pesos por dólares y Massa alimenta el pronóstico aumentando la oferta de pesos y alimentando intensivamente la inflación de los próximos meses.

La falta de dólares del gobierno se agudiza, el dólar soja 4 no llegó a aportar US$ 1.500 millones y una parte de esos dólares fueron a alimentar la oferta en el dólar CCL que parece haberse despertado en las últimas horas.

Un informe de la consultora Quantum sostiene que en lo que va del año el Banco Central perdió US$ 17.256 millones y que en el mismo período utilizó más de US$ 3.200 millones para intervenir en los mercados libres de cambios.

Con reservas netas líquidas negativas de US$ 13.535 millones y una montaña de pesos acumulada en el Banco Central por Leliqs (letras de liquidez) y operaciones de pases por $ 20 billones generan una emisión mensual de $ 2 billones por el pago de intereses el plan dolarizador de Milei se mantiene que como centro de atención.

Bajo el título Dolarización: plan Ocampo y corridas bancarias, la consultora 1816 dice que Milei necesitaría conseguir US$ 26.000 millones y que el proyecto es ambicioso.

Si funciona «perfecto permitiría eliminar inflación sin híper, plan Bonex ni default», pero si fracasa «el desenlace sería dramático».

Las turbulencias se anticipan y la estampida de la inflación después de la devaluación del 14 de agosto (la economista Marina dal Poggetto pronostica 11,1% para este mes) generó otro salto de la pobreza y de los precios de los alimentos a pesar de que Massa atornilló el dólar oficial en $ 350 hasta después de las elecciones del 22 de este mes.

Para el Fondo Monetario las medidas expansivas de Massa suman desafíos a la «compleja situación» que vive la Argentina y la dolarización que propone Milei «no es un sustituto de políticas macroeconómicas sólidas«.

Frente a esas advertencias, en los bancos se nota una menor renovación de los depósitos a plazo fijo en pesos y los comerciantes y empresarios pymes destacan que nadie acepta cheques fechados después de las elecciones y mantener el stock de mercadería es un denominador común.

La cobertura cambiaria se profundiza al calor de la incertidumbre que genera la elección de fin de mes después de comprobar un electorado dividido en tercios y con propuestas económicas extremas.

El punto medio focalizado en Carlos Melconian apunta a lograr un equilibrio fiscal con doble circulación de monedas y un doble mercado de cambios que evite un salto brusco de un dólar y, por consiguiente, una nueva hiperinflación en la Argentina.

Los senderos para un tránsito ordenado hacia la estabilidad son estrechos porque los desequilibrios de las principales variables (atrasos de dólar, tarifas, salarios, jubilaciones, etc) son pronunciados y tienden a agudizarse.

A 22 días de las elecciones, la incertidumbre económica se agiganta y los procesos de cobertura mandan.

Más Noticias