lunes, 27 mayo, 2024
InicioDeportesO Rei en calzoncillos: el día que Pelé se consagró en la...

O Rei en calzoncillos: el día que Pelé se consagró en la Bombonera con una avivada y se enamoró de La Boca

La pasión se forjó en una final de Copa Libertadores, cuando Santos y el Xeneize se midieron en 1963.

01 de noviembre 2023, 18:45hs

Pelé, Copa Libertadores, Santos, Boca Juniors.

Pelé jugó en Santos entre 1956 y 1974, donde enfrentó a Boca en una final de Copa Libertadores. (Foto: Conmebol.com)

Boca Juniors volverá a enfrentar a un equipo brasileño en la final de la Copa Libertadores. En este caso, al Fluminense. Pero en ocasiones anteriores ya lo hizo ante otros como Cruzeiro, Gremio, Palmeiras, Corinthians y Santos en dos ocasiones, donde una de esas fue contra el equipo donde jugaba Pelé.

Aquella vez, el 4 de septiembre de 1963, el astro brasileño se consagró en La Bombonera y se enamoró de La Boca. En el final, tuvo una avivada donde quedó en calzoncillos.

El Xeneize estaba ante toda una hazaña al convertirse en el primer equipo del fútbol argentino en llegar a la definición del máximo certamen continental, pero se enfrentó a un equipo de antología. El partido de ida también se jugó en el Maracaná, como sucederá ahora, aunque el antecedente no gustará: aquel terminó 3 a 2 a favor de Santos. Incluso podría haber sido peor, ya que el equipo brasileño empezó 3 a 0 arriba, pero José Sanfilippo marcó un doblete para descontar.

Leé también: Cuál es el historial de Boca con el árbitro Wilmar Roldán antes de la final de la Copa Libertadores

De esa forma, el club de la Ribera quería tirarle La Bombonera encima al Peixe. Con un resultado abierto, esperaba que el aliento de la gente contribuyera para vencer al temible Santos de Pelé. A pesar del marco espectacular, no alcanzó. Los entonces dirigidos por Aristóbulo Luis Deambrossi comenzaron arriba 1-0, de nuevo gracias a Sanfilippo, pero Coutinho y Pelé torcieron la historia a favor de la visita.

Una vez finalizado el partido, el astro brasileño no dejó de elogiar a los hinchas Xeneizes, con los cuales quedó sorprendido: “Jugué en todos los estadios del mundo, pero jamás sentí un terremoto cuando un equipo sale al campo como en La Bombonera”. La frase quedó para la posteridad y es un documento al cual los bosteros suelen recurrir para argumentar su grandeza y la de su estadio.

Pelé lució la camiseta de Boca en una entrevista para El Gráfico.

Pelé lució la camiseta de Boca en una entrevista para El Gráfico.

La historia de amor entre Boca y Pelé no quedó allí. El tres veces ganador de la Copa del Mundo tenía otro motivo para admirar al equipo argentino, y es que entre sus filas pasaron varios jugadores de su nacionalidad. Eliseo Mouriño, Paulo Valentim y Edson dos Santos fueron algunos de los que dejaron su marca. Otro de ellos fue Orlando Peçanha de Carvalho, que mantenía una relación estrecha con el ídolo de Santos, y reveló detalles desconocidos sobre su admiración por los de azul y oro.

Video PlaceholderEl resumen publicado por la Conmebol de la consagración del Santos de Pelé en La Bombonera para ganarle a Boca la final de la Copa Libertadores 1963.

En una entrevista con Olé, Orlando admitió: “Siempre guardó muy buenos recuerdos de Boca. Cuando nos juntamos, él recuerda a Rattín, Marzolini, Grillo, Menéndez, todos jugadores que admiraba. Lo sé de boca de él: es el club que más le gusta de la Argentina”. De esta forma dejó en claro que la admiración no se centraba solamente en los hinchas o en el mítico estadio, sino que también se inspiraba en varios de los jugadores más destacados de la época.

La avivada de Pelé que lo dejó en calzoncillos y una pelea con Sanfilippo

Pelé fue un monstruo, el mejor futbolista brasileño de la historia e incluso para muchos el más grande que haya dado el fútbol en el mundo, tal como por ejemplo lo dice Hugo Gatti,. Pero además de talentoso, tenía sus mañas. Una de sus avivadas se vio en aquella final para enfriar el partido y volver a tomar el control del juego.

Cuando el resultado ya marcaba un 1 a 1 que le daría la victoria al equipo brasileño, el número 10 acusó que los pantalones le quedaban grandes y demoró un total de 8 minutos en cambiárselos por unos más chicos, quedando en calzoncillos en el círculo central del estadio. De esa forma ganó tiempo y luego logró liquidar el duelo decisivo con la anotación para el 2 a 1, cuando faltaban 5 minutos.

Pelé y Rattín eran los máximos exponentes de sus respectivos equipos.

Pelé y Rattín eran los máximos exponentes de sus respectivos equipos.

Sobre aquella situación, Sanfilippo recordó: “No sé si le rompió la tira o si lo hizo a propósito, pero como se le caían los pantalones, el juego estuvo parado. Ahí nos frenamos”. Esto provocó el enojo del delantero y causó que tengan un cruce.

Antonio Rattin lo levantaba y lo ayudaba. Yo le gritaba ‘Dejalo, pisale los tobillos, así no juega más. A mí allá me cagaron a patadas y vos lo levantás…’; Pelé, que escuchaba lo que pasaba y hablaba bien en castellano, me decía: ‘Sanfilippo, vocé e bom jogador, pero malo’”.

Leé también: El hincha de Boca que va caminando a Brasil para la final de la Copa pide ayuda: “Estoy con hambre y cansado”

A pesar de esta situación del partido, todo quedó en la cancha y Pelé no guardó ningún rencor con Boca ni con sus jugadores, lo que luego lo llevó a abalar al equipo e incluso vestir su camiseta en la portada de una revista.

Más Noticias