jueves, 29 febrero, 2024
InicioSociedadA 48 horas del crimen de Uma, la familia rompe el silencio:...

A 48 horas del crimen de Uma, la familia rompe el silencio: Ahora pedimos Justicia

A 48 horas del crimen de Uma Aguilera (9), el hermetismo prácticamente gobierna en Pío Baroja al 600 de Villa Centenerio, Lomas de Zamora, donde viven el custodio de Patricia Bullrich Eduardo Andrés Aguilera (42) y su esposa, también policía federal, María Eugenia Rodríguez Álvarez (41).

Debido al cordón policial y a los patrulleros que vallaron el área, es imposible acercarse a la puerta de la casa familiar. La custodia está desde la tarde del lunes y tiene la orden estricta de evitar que se moleste a la familia. Los vecinos, de a poco, se animan a salir a la puerta. Casi que no hablan y predomina la bronca e irritación contra la delincuencia y, también, contra las autoridades que deben cuidar la zona.

Por el caso, hasta la noche de este martes había un solo detenido y tres prófugos, de los que fueron identificados dos y del tercero solo se sabe su apodo: «Barrita».

En medio del silencio familiar, Clarín pudo hablar con Mayi, tía de Uma y hermana de Aguilera. «Mi hermano está destrozado, no sabe cómo seguir adelante, se aferra a sus dos hijas (Iara, de 12 años, y Emma, de 1). Le arrancaron a su compañerita, la que siempre estaba con él».

Es la primera vez que un familiar se expresa con un medio de prensa. «Decidí hablar porque quiero agradecer de parte de mi hermano Eduardo, mi cuñada Eugenia y toda la familia, el apoyo y el respeto con el que (la prensa) se está manejando desde un primer momento. Ahora que ya despedimos a Umita, sólo pedimos Justicia y que mi flaquita, mi bebita de la tía, pueda descansar en paz».

Uma Aguilera, la nena de 9 años asesinada durante un asalto en Lomas de Zamora. La foto es de la última Navidad con Papá Noel.Uma Aguilera, la nena de 9 años asesinada durante un asalto en Lomas de Zamora. La foto es de la última Navidad con Papá Noel.«Necesita paz mi beba porque la peleó hasta el final como una guerrera. Se quería quedar a toda costa… Una guerrera con todas las letras», dice. Según pudo saber Clarín, en el asalto, Uma se tapó la cara y así fue como un balazo hirió una de sus manos.

¿Cómo era Uma? Una nena muy feliz, que disfrutaba, que jugaba, que hacía deportes y se destacaba, que estudiaba y era muy talentosa en todo lo que hacía, porque todo lo hacía con pasión. Era muy dedicada, también cariñosa y muy mimosa, siempre con su sonrisa en la cara», expresa Mayi.

La sonrisa en su rostro, era un sello inocultable de Uma Aguilera, aquí practicando tae-kwondo.La sonrisa en su rostro, era un sello inocultable de Uma Aguilera, aquí practicando tae-kwondo.Angustiada y deseosa de que «todo esto sea una pesadilla insoportable», Mayi le cuenta a Clarín que «a Uma últimamente le encantaba hacer videos de TikTok con sus amigas. Tenía un grupo tranqui y era muy querida por sus compañeras. Era una gran hija y le encantaba jugar con Emma, su hermanita de un año, a la que cuidaba y mimaba». Se quiebra Mayi, pide por favor no hablar más.

Otro familiar directo de la familia Aguilera acepta hablar con este medio con la condición de no revelar su nombre. «Lo primero que queremos es Justicia, esa nena tendría que estar jugando, no enterrada. Como dice la tía, era una guerrera en la vida, porque hacía de todo con una entrega y una dedicación llamativas».

«Se destacaba en los deportes, tenía medallas en handball y era campeona en artes marciales, estudiaba inglés, hacía un taller de artesanías y estaba enganchadísima haciendo videos de TikTok. Con Iara, la hermana mayor, la pasaban súper, se grababan interpretando canciones de moda. Uma cantaba e Iara se dedicaba más a lo musical, porque ella toca distintos instrumentos. Era una nena que disfrutaba».

Uma con sus trofeos y medallas en artes marciales.Uma con sus trofeos y medallas en artes marciales.Muy apegada a Uma, esta mujer cuenta que «amaba hablar con Uma porque ella era una charlatana deliciosa, que hablaba hasta por los codos, describía detalladamente y con mucha gracia y expresividad, pero a la vez tenía una forma, una manera de ser tan de señorita educada, y, hasta a veces, adulta, teniendo apenas 9 años. Si me preguntás cómo era Uma, te digo que era una chica con unas ganas de vivir inmensas y se esforzó hasta el último segundo de su vida».

También muy familiera. «Uma tenía un vínculo muy especial con el papá, que la filmaba haciendo los videítos y luego los subía a las redes. Trataba de esperar al padre despierta y cuando estaba en casa hacían planes todo el tiempo. Era muy compañerita del papá, porque siempre fue más permisivo y flexible, la mamá (Eugenia) era más de ponerle límites».

El papá de Uma, acompañado por sus compañeros policías a la salida del cementerio. Foto Marcelo CarrollEl papá de Uma, acompañado por sus compañeros policías a la salida del cementerio. Foto Marcelo CarrollCuenta este contacto que este miércoles habló con Eduardo. «En realidad estoy en contacto permanente con Edu y con Euge, pero él me dijo que no se halla, que está destruido y me confesó que no da más, que no sabe qué hacer con su vida, cómo seguir adelante».

En el velatorio del martes «en un momento Eduardo se aisló y se fue al patio y se descompuso, no podía más con su ser, se cayó, lloraba dolor… Lo pude agarrar, abrazar fuerte a pesar de que éramos muchas manos que intentaban mantenerlo en pie… Él conoce bien su trabajo, ha vivido muchas cosas pero nada tan cercano… Cuando la cosa es tan en el riñón de la familia te rompe en mil pedazos».

Crimen de Uma: un detenido y tres prófugos

Uma fue asesinada el lunes a la mañana por cuatro ladrones que asaltaron a sus padres cuando salían de su casa para llevar a la nena al médico. Todo ocurrió minutos antes de las 9 en Pío Baroja al 600, en Villa Centenario.

Un Toyota Corolla negro robado minutos antes se le cruzó al Ford Ka gris plata que Aguilera sacaba del garaje. Dos ladrones se bajaron y amenazaron al matrimonio. Los dos padres de Uma son oficiales de la Policía Federal y para proteger a la nena decidieron no reaccionar contra los delincuentes, sino todo lo contrario: intentaron escapar. Pero los asaltantes tiraron a traición contra el auto e hirieron de dos balazos a la chiquita. Un disparo le dio en la mano y otro en la nuca.

Video

Una cámara de seguridad registró el paso de los sospechosos del asesinato de Umma.

Uma fue trasladada de urgencia al Hospital Gandolfo y luego al Churruca. A pesar del esfuerzo de los médicos, murió por la gravedad de la herida.

Los ladrones que mataron a la chiquita escaparon en el auto robado, que abandonaron algunas cuadras después. Luego se fueron caminando. Todos quedaron todos filmados por las cámaras de seguridad. A pesar de ello, solo hay un detenido y tres siguen prófugos.

Más Noticias