domingo, 25 febrero, 2024
InicioPolíticaSenado: Victoria Villarruel no convocó a la sesión pedida por el kirchnerismo...

Senado: Victoria Villarruel no convocó a la sesión pedida por el kirchnerismo para voltear el mega DNU de Milei

Tras dilatar la decisión hasta último momento, la vicepresidenta Victoria Villarruel finalmente no convocó a la sesión especial que Unión por la Patria había solicitado para este jueves para rechazar el mega DNU de Javier Milei en el recinto.

«Eso no quiere decir que no convoque en breve, es una potestad de la presidencia hacerlo y cuando lo haga será en tiempo y forma», señalaron desde el entorno de Villarruel entrada la noche del miércoles.

El Frente de Todos ya organiza una conferencia de prensa para este jueves para denunciar su accionar. «Es violatorio de la Constitución, del reglamento y de la ley 27.122, que regula el tratamiento del DNU», aseguran.

«La vicepresidenta es una representante del Ejecutivo que debe ser imparcial. No es una senadora más, si un grupo de legisladores le pide una sesión, ella lo único que tiene que hacer es garantizarla», se quejan en la bancada.

El reglamento del Senado establece que cuando cinco senadores piden una sesión especial la presidencia dispondrá para el día y horario que mejor estime. O sea, no necesariamente este jueves como pidió el FdT. Pateó el problema pero en algún momento deberá fijar una fecha.

Lo cierto es que Villarruel se reunió con representantes del PRO y la UCR y de ese encuentro ya surgió la decisión de no convocar, un riesgo innecesario, que además expondría a sus aliados. En la bancada radical, por ejemplo, hubo varios senadores que criticaron el decreto y lo consideraron inconstitucional.

Por eso desde la UCR le habían dado distintas opciones al Ejecutivo para tratarlo: que lo divida en distintos decretos, que lo presente como una ley espejo -la senadora Carolina Losada lo presentó de esa manera- e incluso habían sugerido cambiar la ley de DNU para que se pueda aprobar o rechazar en partes.

«Según el reglamento la presidencia puede convocar cuando lo estime pertinente como hacía Cristina Kirchner. Es el mismo reglamento y cada vez que pedíamos una sesión especial no la convocaba o lo hacía cuando se le ocurría», recuerda un legislador del PRO.

Otros referentes, incluso del PRO, también le advirtieron también que el DNU es una bomba de tiempo y que es necesario tratarlo antes de que el kirchnerismo consiga quórum para rechazarlo. Incluso hay temas que se pisan y contradicen con la Ley Ómnibus.

El Frente de Todos tiene 33 legisladores y necesita cuatro más para alcanzar el quórum. No están lejos. Los federales Edgardo Kueider y Carlos «Camau» Espínola ya habían señalado que es inconstitucional. También contarían con la senadora de Río Negro Mónica Silva.

El camino que debe seguir un decreto de necesidad y urgencia está detallado en una ley que se creó específicamente para ese fin.

El mega DNU de Milei -que deroga o modifica más 300 leyes- ingresó al Congreso el 5 de enero y el plazo para tratarlo en la Bicameral de Trámite Legislativo venció el 19 de enero. Pero esa comisión no solo no lo trató sino que aún no está conformada.

Si no lo hace, marca la norma, cualquiera de las cámaras puede votarlo directamente en el recinto por su aceptación o rechazo.

Como contó Clarín, a esa comisión deben integrarla 8 diputados y 8 senadores. Villarruel ya designó a los representantes de la Cámara Alta. Pero en Diputados, el presidente de la Cámara, Martín Menem, no lo hizo y se ampara en la disputa abierta con el Frente de Todos por la cantidad de miembros que le corresponden.

La realidad es que La Libertad Avanza no tiene ningún apuro en que se trate el DNU porque mientras no sea rechazado sigue corriendo. Es cierto que los amparos judiciales bloquean algunas puntos específicos, como es el caso de las reformas laborales, pero el grueso del decreto sigue en marcha.

Además, reconoce una fuente del Gobierno, en el Ejecutivo creen que las demandas que se van acumulando en los tribunales van a seguir escalando hasta la Corte Suprema y apuestan a que en marzo, el máximo tribunal falle a su favor.

Más Noticias