domingo, 25 febrero, 2024
InicioDeportesCuáles son los destinos turísticos que cobran impuestos a los viajeros

Cuáles son los destinos turísticos que cobran impuestos a los viajeros

Mientras la industria del turismo internacional recupera los más altos niveles prepandémicos, muchas ciudades, atracciones y regiones se preparan para recibir grandes flujos turísticos y se anticipan a lo que podría representar un problema a futuro: el sobreturismo.

El daño a los sitios históricos, el mal comportamiento de los turistas y el hacinamiento son consecuencias comunes del sobreturismo, un fenómeno que se ve más cada año y que ocurre cuando hay visitas que superan la capacidad disponible de cada lugar. Es por esto que una lista cada vez más extensa de destinos turísticos populares comenzaron a implementar un impuesto turístico, con la idea de controlar así el número de visitantes y garantizar la mejora de la infraestructura afectada por los viajeros.

Si bien este tipo de extras se suelen pagar también en los pasajes de avión o en las reservas hoteleras, también se puso en práctica la implementación de entradas para los turistas. Así, la publicación británica TimeOut enumeró algunos de los sitios en el mundo en los que los viajeros deben desembolsar un canon para visitarlos.

Austria

El país europeo cobra a los visitantes un impuesto de alojamiento por noche que varía según la provincia. En Viena o Salzburgo, por ejemplo, se cobra hasta un 3,02% por persona sobre la factura del hotel.

Austria.Manchan – Digital Vision

Bélgica

Al igual que Austria, Bélgica cobra una tarifa por noche a los viajeros, que algunos hoteles incluyen en la tarifa de la habitación y lo añaden por separado en la factura. Este impuesto se cobra por habitación y varía según el tamaño y la categoría del hotel, pero suele rondar los 7,50 euros.

Bután

El reino budista en el borde oriental del Himalaya triplicó la cantidad de impuestos que le cobraba a los visitantes en 2023, e impuso un mínimo de US$200 por día. En 2024, la tarifa diaria para la mayoría de los visitantes será de US$100 y continuará hasta el 31 de agosto de 2027.

Bulgaria

Bulgaria aplica una tasa a las pernoctaciones, pero alcanza un máximo de sólo 1,50 euros.

Bulgaria.Media Trading Ltd

Islas del Caribe

Antigua y Barbuda, Aruba, Bahamas, Barbados, Bermuda, Bonaire, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Dominica, República Dominicana , Granada, Haití, Jamaica, Montserrat, St. Kitts y Nevis, Santa Lucía, St. Maarten, San Vicente y las Granadinas, Trinidad y Tobago y las Islas Vírgenes de Estados Unidos cobran una tasa turística vinculada al costo del hotel que oscila entre los 13 y 45 euros.

Croacia

Croacia sólo cobra una tarifa durante la temporada alta, que es de aproximadamente 1,33 euros por noche.

República Checa

El impuesto de menos de un euro por persona y por noche solo aplica a mayores de 18 años que viajen a Praga, la capital del país.

Francia

El “taxe de séjour” o impuesto turístico de Francia varía según la ciudad y suele a agregarse a la factura del hotel, pero ronda entre los 0,20 y 4 euros por persona y noche. París, la capital y una de las ciudades más visitadas del mundo, anunció que aumentará su tarifa hasta en un 200% para quienes se hospedan en hoteles, Airbnbs y campings.

Alemania

Alemania cobra a los visitantes un “impuesto cultural” (kulturförderabgabe, en el idioma original) y un “impuesto de alojamiento” en ciertas ciudades, incluidas Frankfurt , Hamburgo y Berlín (algunas de las más visitadas), que suele rondar el 5% de la factura del hotel.

Grecia

El impuesto turístico de Grecia fue introducido por el Ministerio de Turismo y se basa en datos que tienen que ver con cuántas estrellas tiene un hotel y la cantidad de habitaciones que alquila. El objetivo es ayudar a pagar la deuda del país y puede oscilar entre 4 euros por habitación.

Santorini, Grecia.Maglara

Además de estos 10 destinos, otros importantes países de Europa y Asia, como Hungría, Islandia, Indonesia, Italia, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Países Bajos, Portugal, Eslovenia, España, Suiza y Tailandia comenzaron a cobrar distintos tipos de impuestos extra, especialmente en las ciudades capitales, que suelen ser las más elegidas por los turistas.

Pese a que aún no se pueden observar los frutos de este tipo de impuestos, las autoridades de cada región aseguraron que desde un primer momento ayudan a la generación de ingresos (lo que soluciona el presupuesto para infraestructura de cada destino), la reinversión y la compensación para tiempos de crisis, como fue la pandemia de Covid-19. Al mismo tiempo, si se utiliza correctamente, este impuesto tiene potencial como medio para hacer frente a grandes crisis futuras mediante la acumulación de fondos destinados a seguros y garantías.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Más Noticias