jueves, 29 febrero, 2024
InicioEconomíaLula, el transporte y el interior de Brasil: invierten casi US$ 1.000...

Lula, el transporte y el interior de Brasil: invierten casi US$ 1.000 millones en la mejora de rutas agrícolas

El ministro de Agricultura, Carlos Favaro, sostuvo que aumentan un 34% el presupuestos y que “estas mejoras son cruciales para evitar que los costos de producción de la soja superen los márgenes rentables”.

Brasil incrementa a casi U$S 1.000 millones la inversión en mejoras para sus

Brasil incrementa a casi U$S 1.000 millones la inversión en mejoras para sus «rutas agropecuarias». (Foto: Agencia Brasil).

El Gobierno brasileño, bajo la administración de Lula Da Silva, anunció una inversión de más de 4.700 millones de reales (alrededor de U$S 1.000 millones) para mejorar las rutas agropecuarias.

Este aumento del 34% respecto al año anterior busca potenciar la producción agropecuaria y fortalecer la competitividad, siendo vital para el sector en un escenario donde la calidad de las carreteras es esencial para el transporte eficiente de granos y productos agroindustriales.

Leé también: Costos para el agro: los precios del transporte de cargas subieron más de 20% en enero

“El precio está directamente vinculado a los costos de transporte. Si no contáramos con estas condiciones en las carreteras, es probable que el costo de producción de la soja sería inferior”, subrayó Carlos Favaro, ministro de Agricultura.

¿Querés recibir más información sobre el campo?

Suscribite acá

En ese sentido, Favaro destacó que “en Brasil, nada aporta más competitividad a la agricultura que la infraestructura logística”. Resaltó la importancia de contar con transportes eficientes e integrados, junto con puertos que aseguren fluidez, para aumentar los ingresos y la capacidad de competir en mercados cada vez más exigentes.

El ministro de Agricultura, Carlos Favaro, enfatizó que

El ministro de Agricultura, Carlos Favaro, enfatizó que «estas mejoras son cruciales para evitar que los costos de producción de la soja superen los márgenes rentables». (Foto: REUTERS/Ueslei Marcelino). Por: REUTERS

Planificaron dividir las obras consideradas “estructurales” en dos grandes partes: “Arco Norte” y “Arco Sur-Sudeste”

En el marco del plan denominado “Rutas Agropecuarias”, el Gobierno de Lula tiene como gran objetivo alcanzar que el 80% de todas las rutas del país se encuentren en la categoría de “buen estado”. Para lograrlo, planificaron dividir las más de 60 obras consideradas “estructurales” en dos grandes partes.

En tanto, las inversiones destinadas a mejorar la infraestructura vial en Brasil se distribuirán entre dos regiones clave, el “Arco Norte” y el “Arco Sur-Sudeste”. En el primer caso, que abarca los estados del norte y nordeste del país, la inversión aumentará de 2.000 millones de reales en el año anterior a un aporte final de 2.660 millones de reales en el presente año. Mientras tanto, la segunda división, que engloba al sur, sudeste y centro oeste de Brasil, experimentará un incremento de los 1.500 millones de reales de 2023 a 2.050 millones este año.

Leé también: La protesta del campo se extiende por Europa con cortes de rutas y demandas de reformas

El enfoque de estas inversiones se alinea con la estrategia del gobierno de Lula, que busca reducir los costos de transporte y aumentar la competitividad de Brasil en la producción de granos. Este aumento del 30% en la asignación de recursos públicos para mejoras viales busca fomentar el desarrollo y la eficiencia logística del país, explicaron desde el Gobierno.

El aumento del 34% en la inversión de Brasil busca impulsar la producción agropecuaria y fortalecer la competitividad, siendo esencial para el transporte eficiente de granos y productos agroindustriales. (Foto: NA)

El aumento del 34% en la inversión de Brasil busca impulsar la producción agropecuaria y fortalecer la competitividad, siendo esencial para el transporte eficiente de granos y productos agroindustriales. (Foto: NA)

Finalmente, el ministro de Transportes, Renan Filho, argumentó que el límite de gasto impuesto en Brasil durante el gobierno de Michel Temer convirtió al país en el que menos invirtió entre todas las economías relevantes. La restricción de inversión pública tuvo un impacto negativo en la infraestructura, y aunque “actualmente se está mejorando, aún se están recuperando los pasivos acumulados en los últimos años”.

Creado en 2016, el techo de gasto limitó el aumento del gasto público a cambios en la inflación. El año pasado, este mecanismo fue sustituido por el nuevo marco fiscal, que ajusta el gasto según los ingresos del gobierno y permite aumentar los gastos en caso de un incremento en los ingresos.

Más Noticias