jueves, 29 febrero, 2024
InicioEconomíaEl Gobierno espera una «inflexión positiva» en la inflación de junio

El Gobierno espera una «inflexión positiva» en la inflación de junio

El secretario de Política Económica, Gabriel Rubinstein, reconoció que «la inflación es muy alta», pero subrayó que espera una nueva «inflexión positiva» en junio con los precios. Aludió así al alza del 7,8% de mayo, que contrastó con el 8,4% del mes anterior. Las consultoras privadas coinciden con el pronóstico de Rubinstein: prevén un registro próximo al 7% y algunas, incluso, no descartan del todo que el índice empiece con 6.

Los entendidos dicen que hay varios factores que frenan la escalada inflacionaria, que acumula en 2023 una suba del 42% y 114,2% en los últimos 12 meses. «En junio se mantiene la moderación en el alza de precios y eso responde a una menor dinámica en alimentos (carne vacuna y frutas) y en tarifas de servicios regulados«, resume Santiago Romero Manoukian, de Ecolatina. No obstante, este economista aclara que no cree que «esta desaceleración se sostenga el resto del año» porque el régimen «carece de anclas» para frenar los precios.

Federico Furiase, de Anker, interpreta que «no hay razones macroeconómicas» para esperar una baja sostenida en la inflación. «Mayo y junio son meses de baja estacionalidad en términos de dinámica inflacionaria«, explica y añade que también influyeron positivamente «los acuerdos de precios que están funcionando a toda marcha antes de las PASO, y la estabilidad de los dólares financieros».

En líneas generales, los especialistas creen que la desaceleración en el alza de precios todavía es precaria y que continuará en niveles muy altos. Sebastián Menescaldi, de Eco Go, detalla que, entre otras cosa, «este mes casi no hubo aumentos en servicios regulados y hubo una mayor oferta de frutas, verduras y carnes», que amortiguó las subas en el muy sensible rubro de la alimentación.

La caída en la actividad económica es otro aspecto a tener en cuenta. Un informe de la Ieral elaborado por el economista Jorge Vasconcelos indica que «en el cortísimo plazo la recesión podría jugar un rol de ancla ‘por las malas’, y algo de esto está sucediendo, de forma incipiente en mayo y más rotundo en junio». Pero aclaran que, a pesar de todo, «la inflación viaja a velocidad crucero de entre el 7% y el 8%«, indica el IERAL.

Analytica pronostica para junio una inflación de 7,5%, lo que representa «una leve desaceleración» con respecto al índice de mayo. El director de esa consultora, Claudio Caprarulo, cree que el motivo principal es que el Gobierno logró estabilizar la brecha cambiaria en torno al 100%. «El dólar blue y los dólares financieros no suben», destaca en primer lugar. No obstante, el economista señala que, un poco arriba o abajo, «muchas variables (salarios, tipo de cambio oficial, recaudación de IVA, entre otras) marchan a un ritmo del 8% mensual».

El pico de abril, 8,4%, resultó la marca más alta de los últimos 20 años. El dato sorprendió al Gobierno y también a las consultoras privadas, que preveían un número más bajo. Para el equipo económico, la inflación de mayo «marcó un quiebre de tendencia» en la suba de los precios «respecto de los efectos de la sequía iniciada a fines de 2022».

En LCG no descartan que la inflación de junio comience con 6, pero rozando el 7%. «Puede contribuir la menor actividad, el ritmo de la devaluación del peso y que el dólar libre no pegó ningún salto, por lo menos hasta ahora», dice el director de esa consultora, Guido Lorenzo. Esos argumentos coinciden con la apreciación de Rubinstein, aunque el funcionario no adelantó una cifra.

En mayo, el rubro que más subió fue vivienda, agua, electricidad y otros combustibles (11,9%), producto de la suba de tarifas reguladas de electricidad y gas natural por red. Le siguieron restaurantes y hoteles (9,3%) y salud (9,0%). Esta última por aumentos en medicamentos y en las cuotas de empresas de medicina prepaga.

La moderación en el mes anterior obedece en parte a la inflación de alimentos y bebidas (5,8%), que contrasta con la suba abrupta del 10,1 % que habían tenido en abril. No obstante, los alimentos acumulan un aumento del 117,8% en el último año, es decir, que todavía se posicionan por encima de la inflación promedio en general.

Más Noticias