lunes, 15 julio, 2024
InicioDeportesLos Pumas y el debut más amargo en el Mundial: jugaron 70...

Los Pumas y el debut más amargo en el Mundial: jugaron 70 minutos con uno más pero perdieron feo ante Inglaterra

Debut inesperado para Los Pumas. No porque fuera improbable una derrota, sino por la manera en que se dio. La Selección lució desdibujada, muchos jugadores no dejaron los nervios en el vestuario y los exhibieron en la cancha. Repitieron infinidad de faltas que terminaron siendo la lleve del triunfo para Inglaterra, que jugó apenas dos minutos con 15. A puro drop y penales, La Rosa liquidó por 27-10 a una Argentina que en la previa prometía más de lo que dio en el estadio Velodrome de Marsella.

El partido le permitió a Inglaterra despejar las dudas que había sobre sus posibilidades y le transfirió a Michael Cheika, el entrenador del equipo argentino, una serie de incógnitas respecto a sus muchachos. Algunos de los errores que parecían estar saldados, reaparecieron y costaron un partido. Nada menos que el primero del Mundial.

George Ford dejó claro que la ausencia de su capitán Owen Farrell no es un problema para La Rosa. El inconveniente lo tendrá, en todo caso, el entrenador general Steve Borthwick, que deberá tomar una decisión con quien puso a su nombre cada uno de los puntos de la victoria de los europeos con seis penales y tres drops, uno de ellos espectacular desde la mitad de cancha.

Los Pumas estuvieron descolocados. Después de un puñado de minutos en los que el equipo de Cheika supo y pudo imponer las condiciones de juego sin que Inglaterra pudiera ganar metros, perdió la brújula. El comienzo accidentado por el cabezazo de Tom Curry sobre Juan Cruz Mallía, con amarilla para el inglés que se convirtió en roja tras la revisión en búnker del TMO, no fue determinante para el equipo argentino. Porque la desventaja numérica no fue un problema para Inglaterra, sino un impulso que le permitió ser el protagonista del juego.

Fotos Emmanuel Fernández/ enviado especial - CLARIN Fotos Emmanuel Fernández/ enviado especial – CLARIN Argentina logró abrir el marcador con un penal de Emiliano Boffelli –el rosarino no acertó cuando tuvo la segunda ocasión-, pero no pudo sostener esa ventaja que se le esfumó rápidamente. Esos tres puntos por poco no quedaron inmaculados en el marcador.

Los Pumas fallaron en conjunto. Acaso los nervios del debut fueron demasiado para los “primerizos” que no redondearon un buen papel. Pero los más maduros tampoco estuvieron finos, acumularon errores que el rival aprovechó la mayoría de las veces. La sucesión de faltas fue una constante.

Cuando empalmaron con su idea, pusieron en aprietos a Inglaterra que tenía resto en el marcador para padecer algún embate como el de Thomas Gallo, que intentó apoyar, pero la revisión advirtió el knock on. Podría haber sido la recuperación de Argentina, pero no hubo caso. La cosa estaba torcida.

El verdadero protagonista fue George Ford con su pegada magnífica y sus tres drops consecutivos que descolocaron a la Argentina en el momento que tendría que haber hecho valer la superioridad numérica. Inglaterra logró en su peor momento, sacar lo mejor de si y cambiar su preocupación por la calma necesaria para sacar adelante un partido que se le presentaba complicado.

Agónicos, pero con algo de tiempo por delante, Los Pumas hilvanaron su mejor jugada en el partido, estuvieron a centímetros del ingoal, pero otra falta los privó de la posibilidad de achicar la diferencia en el marcador. Fue Rodrigo Bruni quien logró apoyar con el último aliento y Boffelli acertó con su pegada y la ventaja terminó siendo menor.

Fotos Emmanuel Fernández / enviado especial - CLARIN Fotos Emmanuel Fernández / enviado especial – CLARIN Inglaterra demostró en un mismo partido cuanto pesa su historia y que una racha pasajera no la vuelve inofensiva. Jugó prácticamente todo el partido con uno menos por la expulsión de Tom Curry y no mostró fisuras. Se multiplicó en la adversidad y contó con un tremendo jugador que se encargó de que el debut en el Mundial deje atrás cualquier pronóstico que no lo tenía entre los candidatos.

A Los Pumas les queda dar vuelta la página. Reponerse tras una derrota es algo que han experimentado en otras ocasiones. En el horizonte tienen a Samoa, otro rival que no será fácil pero para el que no hay margen de error. En dos semanas, los jugadores deberán demostrar cómo reaccionan ante la presión.

v1.7 0421

Todos los partidos

atletismo

Más Noticias