jueves, 23 mayo, 2024
InicioEconomíaLa gran máquina de hacer billetes: las diez curiosidades sobre la Casa...

La gran máquina de hacer billetes: las diez curiosidades sobre la Casa de Moneda argentina

Es una empresa estatal y una rareza en la región. Solo el 30% de los países del continente cuentan con una. TN recorrió la sede donde se imprime el papel de curso legal y logró recopilar distintas rarezas detrás de una empresa estatal que cumplió esta semana 148 años.

Sofía Terrile

30 de septiembre 2023, 09:22hs

La máquina de hacer billetes: las diez curiosidades sobre la Casa de la Moneda. (Foto: Casa de la Moneda)

La máquina de hacer billetes: las diez curiosidades sobre la Casa de la Moneda. (Foto: Casa de la Moneda)

¿Cuántos billetes son muchos billetes? En la Casa de Moneda de la Argentina, la producción es 24/7. Las máquinas no paran e imprimen un tercio de los 8600 millones de unidades que circulan por el país. Es un circuito con medidas de seguridad extremas que dan como resultado papeles de $1000 o $2000, que hoy equivale a menos de US$3.

La Casa de Moneda es una empresa estatal y una rareza en la región: apenas 30% de los países del continente cuentan con una. El resto simplemente importa sus billetes. Esta semana cumplió 148 años y entre sus paredes se cuentan decenas de historias curiosas.

Leé también: La gran máquina de hacer billetes: paso a paso, cómo se fabrican los pesos

TN accedió a una recorrida con un reducido grupo de periodistas. Aquí, 10 datos interesantes sobre la máquina de hacer billetes en la Argentina.

Medidas de seguridad secretas

No todos los empleados de Casa de Moneda conocen en detalle todas las medidas de seguridad, y aunque los billetes de la Argentina no sean demasiado altos en denominación en relación con otros países, se incluyen cada vez más seguridad para prevenir el fraude. En el mundo, la impresión gráfica se redujo un 70% en los últimos 10 años y eso generó mucha mano de obra muy calificada sin trabajo, que puede caer en grupos delincuenciales y generar falsificaciones.

(Foto: Casa de la Moneda)

(Foto: Casa de la Moneda)

El billete que nunca vio la luz

En las paredes de la sede de Retiro llama la atención un diseño relativamente moderno que nunca vio la luz. Se trata del billete de $100 en homenaje a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. En el papel se ve la Pirámide de Mayo, los pañuelos y hay azucenas. Se ideó en 2015 y nunca salió a la calle tras el cambio de gobierno.

El jardín de infantes de los “monederos”

En la sede de Retiro funciona un jardín de infantes llamado La Monedita. Allí se escolarizan varios de los hijos de los 1400 empleados de Casa de Moneda. No es un colegio abierto a la comunidad, sino una guardería para chicos de hasta cinco años en la que no puede entrar gente de afuera de la empresa.

La intención histórica fue que los trabajadores entraran y salieran lo menos posible de los edificios, que tienen medidas de seguridad en la puerta, como detectores de metales e inspecciones de portfolios, mochilas y carteras.

La Casa de Moneda no produce monedas

La Casa de Moneda no produce monedas desde 2020. Es porque el valor facial de esos metales es menor a lo que cuesta hacerlas. De hecho, y a pesar de que es ilegal, se venden en puestos de chatarreros por un valor superior al que tienen impreso.

Leé también: El dólar blue subió $70 en septiembre, cerró a $800 y la brecha con el oficial es del 128%

Los billetes que son una rareza

Ya hay impresos unos 150 millones de unidades de billetes de $2000. Es menos del 2% del total de papeles que circula. A pesar de que es el de mayor denominación, equivale a menos de US$3 (al valor del blue) y no se compara con el promedio del mundo, que es de US$57 para el mayor papel.

Así se destruyen los billetes fallados

Cuando un billete está fallado y se detecta en la línea de producción, se destruye de manera automática en las plantas de Don Torcuato o Retiro. En cambio, en caso de que haya que retirar billetes de circulación, como sucedió hace unos años con el de $5, se sigue otro proceso.

Para destruir la moneda, hace falta contar con una certificación emitida por el Banco Central. Se llevan al Centro de Destrucción de Billetes y de Documentación en la sede de Retiro y allí se destrozan en varias tiras. Muchos de esos “flequitos” luego se convierten en briquetas, que pueden servir de pisapapeles.

Además de billetes, la Casa de la Moneda también fabrica 100.000 patentes de motos y autos por mes. (Foto: Casa de la Moneda)

Además de billetes, la Casa de la Moneda también fabrica 100.000 patentes de motos y autos por mes. (Foto: Casa de la Moneda)

El truco para detectar billetes falsos rápidamente

Los billetes tienen varios niveles de seguridad. El primero es todo lo detectable al ojo humano. Por ejemplo, en los billetes de $1000 de San Martín y en el de $2000 se pueden ver las siglas RA si se observa con luz rasante un recuadro que tienen en su punta de abajo a la derecha. Es un truco para detectar billetes falsos rápidamente.

El segundo nivel es aquel que requiere de dispositivos para la validación, desde una lupa hasta máquinas infrarrojas. Y el tercer nivel es el de detección forense y se reserva para el BCRA: por ciertos pigmentos dentro de la tinta, la autoridad monetaria puede reconocer si las unidades son verdaderas o falsas.

La Casa de Moneda es multifunción

La Casa de Moneda no solo hace billetes. También imprime estampillas de cigarrillos y las etiquetas de importación de la AFIP. Fabrica 100.000 patentes de motos y autos por mes y 20.000 reposiciones para quienes las pierden por accidentes o robos. También acuña medallas para universidades e instituciones públicas. Imprime pasaportes, el padrón electoral, títulos universitarios y el analítico.

La Casa de Moneda es la institución encargada de la impresión de billetes (Foto: Télam).

La Casa de Moneda es la institución encargada de la impresión de billetes (Foto: Télam).

¿Casa de Moneda for export?

La empresa estatal se prepara para un eventual futuro en el que haya capacidad ociosa porque se imprimen billetes de mayor denominación. Las autoridades de la institución imaginan que exportarán su producción a países del Caribe, por ejemplo, donde no hay casas de moneda. Para eso, comenzó a gestionar certificaciones relacionadas con la reducción de la huella de carbono o la lucha anticorrupción.

Leé también: Coparticipación, exenciones y regímenes especiales: los frentes impositivos pendientes de Sergio Massa

Se estira la vida útil de los billetes

En la Argentina hay una tendencia a alargar la vida de los billetes, a pesar de que se utilizan papeles de algodón y no de polímero (como en el caso de la libra), que tienen una mayor duración, pero también cuestan el doble.

Deberían tener una vida útil de 36 meses, pero no hay capacidad suficiente para el retiro de los billetes. Así que hay unidades que circulan desde hace dos décadas.

Más Noticias